Qué ver en Turín: Nuestra Guía de sitios turísticos

Turín es sin duda una de las ciudades principales del país por su historia e importancia económica. De hecho, ha sido la cuna del Risorgimento, el proceso gracias al cual Italia se ha convertido en el estado unitario que conocemos hoy en día. Como consecuencia, al final de ese periodo, fue proclamada primera capital de Italia en el 1861. En el siglo siguiente ha sido el motor económico industrial de Italia, gracias sobre todo a la empresa FIAT. Debido a este glorioso pasado, actualmente hay un montonazo de lugares turísticos qué ver en Turín, muchos más de los que esperábamos conocer en nuestra primera visita. Déjate sorprender tu también, ¡y regalate al menos un fin de semana en esta hermosa ciudad!

Te vamos a listar ahora todos los sitios para visitar en Turín, empezando desde los que según nuestra opinión, son los más importantes y bonitos de la urbe. Antes de empezar, queríamos comentarte que existe una tarjeta turística, llamada «Torino+Piemonte Card», que es muy conveniente. Merece la pena adquirirla porque ofrece muchos descuentos y entradas gratuitas en las principales atracciones de la ciudad. Para más información, entra en este link.

Piazza Castello: el centro histórico de Turín

Piazza Castello tiene que ser tu primera parada cuando llegues a la capital de Piamonte, ya que esta espaciosa plaza alberga algunos de los sitios imprescindibles qué ver en Turín. Te hablamos a continuación más detenidamente de ellos.

Palazzo Madama

Este histórico edificio posee este nombre porque fue la residencia de las señoras reales de la antigua familia reinante de Turín, los Saboya. Es tan bonito, que se ha incluido en el Patrimonio de la humanidad por la Unesco. La enorme y hermosa fachada barroca ha contribuido seguramente a que pudiera entrar en esa prestigiosa lista. Una de sus grandes particularidades es que el frente posterior posee un estilo completamente diferente. Se parece de hecho, a la entrada de un castillo, y en efecto, en la Edad Media, este edificio tenía la función de fortaleza.

Ahora mismo, el interior del Palazzo Madama aloja el Museo Municipal de Arte Antiguo. Sus lujosos salones acogen cientos de obras de arte romana, medieval, gótica y renacentista. ¡Vamos, un buen recorrido por la historia! Además hay la posibilidad de subir a la antigua torre del palacio para ver una de las mejores vistas de la urbe.

Se tarda sobre dos horas para ver el entero palacio, así que si no tienes mucho tiempo, o si los museos de arte no son lo tuyo, mejor no entres y disfruta solo de las vistas de las dos fachadas exteriores. Los horarios de acceso son de 10:00 a 18:00, el martes es su único día de cierre. El precio entero es de 10 euros, reducido a ocho euros para jóvenes hasta 26 años. Los menores de 18 años entran gratuitamente.

Palazzo madama de Torino
Palazzo Madama

Real chiesa di San Lorenzo

Situada en una esquina de la plaza, esta iglesia seguramente no te llamará la atención. Nuestro consejo, sin embargo, es que ENTRES ABSOLUTAMENTE, por la increíble belleza de los frescos de su interior, !Son una preciosidad! Y además, levanta tu mirada y quédate boquiabierto con su cúpula octogonal, una obra maestra del estilo barroco.

Otro elemento a destacar es la sala que custodia una copia de tamaño natural de la Sábana Santa. Podrás parar para observarla y leer las interesantes explicaciones presentes, o escuchar a los voluntarios que te hablaran detenidamente de ella.

Se permite la entrada en el templo gratuitamente en los días laborables de 08:30 a 12:00 y de 15:30 a 18:00. Durante los días festivos, de 09:00 a 18:00.

Palazzo Reale

En la pequeña Piazzetta Reale, adyacente a la Piazza Castello, se halla una de las atracciones más importantes que visitar en Turín: el Palacio real. Éste es el antiguo lugar de residencia de los Saboyas, que ha sido incluido en el listado del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Un reconocimiento bien merecido, ya que podrás visitar lugares de verdad muy interesantes, con el billete están incluidos los siguientes.

  • Los lujosos salones del palacio donde una vez vivía la familia reinante italiana.
  • La estancia de la Armeria, sin duda la más espectacular del palacio, con sus decoraciones doradas y frescos impresionantes. En ella se exponen las armas y armaduras de esa época.
  • La Galería Sabauda, una importante exposición de cuadros de maestros del arte italiana y europea.
  • La capilla de la Síndone: Una hermosa capilla que ha hospedado la Sábana santa durante años.
  • El museo arqueológico, donde se explica la historia de la ciudad de Torino desde sus orígenes más antiguos.
  • Los jardines reales, que también se pueden visitar gratuitamente sin adquirir el billete. Desgraciadamente, solo se puede recorrer una pequeña parte, ya que están parcialmente en obra de restauración.

El precio entero de la entrada del palacio es de 15 euros. Los jóvenes entre 18 y 25 años pagan solo dos euros, mientras que los menores de 18 años entran gratis. Los horarios son de martes a domingo de 09:00 a 19:00. El lunes se puede entrar al Palacio Real, Armeria y Cappella della Sindone de 10:00 a 19:00.

Las calles qué ver en Turín: Via Po, Via Roma, Via Garibaldi

Si te gusta pasear por las calles más concurridas de la ciudad para respirar la atmósfera que se vive en ella, puedes hacerlo en las grandes avenidas que convergen en Piazza Castello, como via Roma, Garibaldi o Po. Lo bonito de ellas es que son calles cerradas al tráfico y con unas preciosas y elegantes zonas porticadas donde pasear.

Estas avenidas están repletas de bares y cafeterías con mucho encanto. Además de esto, echa un vistazo a los elegantes interiores de las tiendas locales. Algunas de ellas, ¡tienen siglos de historia! A nosotros nos ha parecido como volver por un poco al pasado.

Mole Antonelliana: El monumento más famoso que hay que ver en Turín

Sitios turisticos que visitar en Túrin
Mole Antonelliana

La Mole Antonelliana es indudablemente el icono de Turín y su edificio más alto. Podrás divisar su cúpula desde cualquier parte de la ciudad donde te encuentres, un poco como pasa en París con la Tour Eiffel 😊. Fue construida en principio para convertirse en la sinagoga de Torino. Sin embargo, a la comunidad judía no le gustó el proyecto, así que pasó en manos de la ciudad de Turín que terminó finalmente la obra. ¡Y diríamos que con mucho éxito!

Actualmente la Mole acoge en su interior dos de los imprescindibles que visitar en Turín: el museo del cine y el ascensor con paredes transparentes que te llevará a ver la mejor vista de la ciudad desde el alto. La visita de los dos, os llevará una mañana entera.

El museo del cine

Nos atreveríamos a decir que es uno de los museos más interesantes ¡que hemos visto jamás! Los amantes del cine no se pueden perder esta atracción turística por nada del mundo. En él se repasa, de modo interactivo y divertido, toda la historia cinematográfica con exhibiciones de películas célebres, cámaras, fotografías, efectos especiales y todo tipo de objetos. La presentación del material es de verdad espectacular, entre juegos de luces y escenografías. Otra característica interesante es que el museo se desarrolla en diferentes plantas, que se alcanzan subiendo escaleras de caracol.

Ascensor panorámico

Gracias a este impresionante ascensor, con paredes transparentes, podrás gozar de una vista de 360 grados sobre la ciudad de Turín. Claro está, que para personas que sufren de vértigo como yo, no es una subida muy divertida 😁. Nosotros aconsejamos siempre reservar antes la entrada, ya que es probable que se formen colas de un par de horas.

Horarios y precios

El museo y el ascensor panorámico abren de lunes a domingo de 09:00 a 20:00, excepto el sábado, que cierra a las 23:00. El día de cierre es el martes. El precio entero del museo es de 11 euros, 9 para menores de 26 años y gratuito para menores de 6. El coste de la subida en ascensor es de 8 euros para adultos, 6 para menores de 26 años y gratis para los niños menores de 6. Puedes adquirir también el billete conjunto por el importe de 15 euros, 12 euros para menores de 26 y gratuito para menores de 6.

Museo egipcio: un imprescindible que ver en Turín

Nosotros, como ya sabéis, no somos mucho de museos, pero en Turín hay varios realmente muy interesantes. Entre ellos, se encuentra definitivamente el Museo Egipcio, el segundo más importante en el mundo después del de El Cairo. En sus cuatro salas expositivas, podrás admirar los restos de esta increíble civilización como estatuas, amuletos, momias, papiros y sarcófagos. Calcula que tardarás unas tres horas para visitarlo, pero en nuestra opinión, ¡vale la pena!

En la entrada está incluida una audioguía en español para entender mejor las obras de mayoría importancia. Para la información sobre los horarios y los precios, te dejamos el link oficial del museo, ya que ofrecen muchas promociones interesantes. Aquí también, te aconsejamos comprar la entrada en Internet para evitar las largas colas. Debes saber también que si llevas mochila, tendrás que dejarla en la taquilla de la entrada.

Museo egipcio de Torino
Museo egipcio

Catedral de Turín

La catedral de Turín, construida por voluntad de la familia Saboya, es la única de estilo renacentista de la ciudad. Ha sido dedicada a San Juan Baptista. Probablemente no será de las más bonitas que verás en tu viaje por Italia, de hecho tiene una fachada y una decoración interna bastante sobria. Lo que hay que destacar es que conserva en su interior la Sábana santa original, el lienzo donde se supone fue envuelto Jesús antes de ser enterrado. De todos modos, solo podrás ver una réplica de ella, ya que la original solo se puede admirar en pocas ocasiones y por decisión papal.

La catedral se puede visitar gratuitamente todos los días de 08:00 a 12:30 y de 15:00 a 19:00. Si no tienes mucho tiempo, échale solo un vistazo rápido.

Palacio Carignano

Otro de los palacios incluidos en el Patrimonio de la humanidad qué ver en Turín. Es un edificio de estilo barroco con mucha historia. En su interior, podrás ver los preciosos apartamentos de los príncipes de Saboya, donde nació el primer rey de Italia, Vittorio Emanuele II. Además de esto, el palacio alberga el museo del Risorgimento, un recorrido que te explicara el proceso de unificación italiana y la historia de Europa en esa temporada. Por último, tendrás la posibilidad de ver con tus propios ojos el primer parlamento de la Italia unificada, de cuando Turín era la capital del país.

Podrás acceder al palacio todos los días de 10:00 a 18:00, con última entrada a las 17:00. El lunes el museo se encuentra cerrado. El precio entero es de cinco euros, de dos euros para jóvenes de entre 18 y 25 años y gratuito para menores de 18. Desgraciadamente, las visitas guiadas sólo se realizan en italiano.

Si no dispones de mucho tiempo, no te aconsejamos visitar tanto el Palacio Carignano como el Palacio real, si no elegir entre uno de los dos. El palacio Real es sin ninguna duda más bonito y completo, pero es verdad que es más caro y largo de visitar. ¡En vuestras manos está la elección!

Qué visitar en Torino: palacio Carignano
Palacio Carignano

Plaza Carlo Alberto

La parte posterior del Palazzo Carignano se asoma a la bonita Piazza Carlo Alberto. La plaza recibe su nombre de Carlo Alberto de Saboya, antiguo rey de Cerdeña, al cual se dedica también la estatua central que hay delante del palacio.

No te olvides de dirigirte hacia la Galleria Subalpina, un pasaje monumental de estilo parisino que conecta Piazza Carlo Alberto con Piazza Castello. ¡Es uno de los rincones más elegantes que ver en Torino!

Cuadrilátero Romano y la Porta Palatina

Este barrio, que se encuentra al lado de la zona más turística de Turín, es un lugar espléndido para pasear y descubrir la verdadera esencia de la ciudad. Piérdete sin rumbo por las antiguas callejuelas de la parte más antigua de la urbe, donde se instalaron por primera vez los romanos. En los últimos años, se ha convertido en la zona más de moda donde comer en Turín y sobre todo, el lugar perfecto donde saborear un auténtico aperitivo italiano en alguna de sus terracitas.

En este barrio hay que destacar la hermosa Porta Palatina, una de las cuatro puertas de acceso de la antigua ciudad romana y uno de los pocos restos de esa época que han sobrevivido hasta hoy. Échale un vistazo también a la hermosa Galleria Umberto I, uno de los tres elegantes pasajes de estilo parisino de la ciudad.

MAO: Museo de Arte Oriental

En el cuadrilátero romano se encuentra también otro de los interesantes museos que ofrece esta maravillosa ciudad. Si eres un amante de la cultura oriental, seguramente te podría interesar entrar y recorrer las cautivadoras exposiciones temporales y la increíble colección de objetos de las diferentes zonas de Asia. El museo se distribuye en cuatro plantas: dos describen los estados del Sur y Este, una los del Himalaya y otra los países islámicos. La parte de China y Japón es seguramente la que llama más la atención.

La visita dura aproximadamente tres horas, así que si no tenéis mucho tiempo, mejor dedicarlo a otros sitios turísticos de la ciudad. El museo abre todos los días, excepto el lunes, de 10:00 a 18:00. El precio de la entrada es de 10 euros, 8 euros para jóvenes entre 18 y 25 años y gratis para menores de 18. El primer martes del mes se puede entrar gratuitamente.

Museo Pietro Micca

Queremos señalarte otro museo particular y fuera de lo común qué ver en Turín, que puedes pensar en visitar si te quedas en la urbe como mínimo tres días.

Se centra en la historia del asedio que sufrió la ciudad de Turín por las tropas francesas en 1706. Enseña como la capital de Piamonte protegió la ciudadela y como realizaron unos túneles bajo ésta para alcanzar el ejército enemigo y finalmente atacarlo. De forma especial, se habla del militar Pietro Micca y de cómo dio la vida defendiendo su ciudad, una vez que los franceses consiguieron entrar en las galerías subterráneas. El museo da la posibilidad de pasear por los túneles utilizados en aquella época.

El edificio abre sus puertas de 10:00 a 18:00 de martes a domingo. El precio entero es de 3 euros, 2 euros para menores de 18 años y mayores de 65 y gratuito para menores de 10. Podrás recorrer las galerías con la ayuda de una audioguía en español. Si te apañas con el italiano, no te pierdas las visitas guiadas de martes a sábado a las 10:30, 14:30 y 16:30 y los domingos a las 10:30, 14:30, 15.30 y 16.30.

Porta Palazzo: el mercado que ver en Turín

Porta Palazzo es el mercado al aire libre más grande de Europa. Solo por este motivo, ya merecería una visita, ¿no crees? En él podrás encontrar todo tipo de productos típicos de mercadillo que puedas imaginar, como fruta, verdura, ropa, calzado, carne, pescado, pan, dulces etc. Lo más bonito es que se encuentran productos no solo de Turín, si no también del Sur de Italia e incluso de países extranjeros. Esto se debe al hecho de que este mercado tiene sus raíces en un barrio multiétnico, donde en el pasado se establecieron muchos inmigrantes. Al entrar, los diferentes colores y perfumes te abrumarán.

Es posible visitar el mercado de Porta Palazzo de lunes a viernes de 07:00 a 14.00 y los sábados de 07.00 a 19:00.

Mercado qué ver en Turín
Porta Palazzo

Mercato centrale di Torino

En un pabellón cerrado al lado del mercado, se ha recuperado recientemente un espacio muy interesante donde podrás degustar los diferentes sabores de la gastronomía italiana: el mercado central de Turín. En él, encontrarás diferentes puestos que ofrecen productos típicos de calidad que podrás comprar y consumir en las cientos de mesas presentes en la zona central. Es lo ideal, si te gusta picar y probar cosas diferentes. A nosotros nos encantan los lugares como este, puesto que hemos visitado otros en Florencia y Roma.

Por último, en la planta superior se puede acceder a la terraza con una bonita vista de la plaza subyacente. El mercado abre todos los días de 08:00 a 24:00.

Mercado del Balon

Justo al lado de Porta Palazzo, se encuentra el mercado de pulgas del Balon. Si te gusta lo vintage y los objetos antiguos, aquí podrás encontrar verdaderos chollos y productos originales. Es posible también visitar las tiendas de algunos de los expositores que trabajan con gran pasión. El segundo domingo del mes, el mercado se pone aún más guapo y grande y se convierte en el Gran Balon, con aún más puestos y productos interesantes.

El mercado del Balon abre solo los sábados de 07:00 a 19:00 y el Gran Balon el segundo domingo del mes con el mismo horario.

Santuario della Consolata

Es un templo con mucha historia, ya que es uno de los más antiguos de la ciudad. Los turineses le tienen un cariño especial. No debes dejar de visitar su interior, que es un triunfo del barroco piamontés. En ella, han trabajado los mejores artistas de la zona, entre los cuales el célebre Guarino Guarini. El resultado es una iglesia con una decoración impresionante. Es, en nuestra opinión, uno de los lugares turísticos imprescindibles que ver en Turín.

Podrás visitar gratuitamente el templo todos los días de 06:30 a 19:00. En los días festivos, cierra una hora después.

Basílica de Maria Auxiliatrix

Ésta es una iglesia que se ha construido por voluntad de San Juan Bosco, patrón salesiano. De hecho, en su interior, se halla actualmente el cuerpo del santo.

En la parte exterior, destacan la enorme cúpula y la hermosa fachada de estilo neoclásico. Delante de ella, se halla la estatua de San Juan Bosco. El interior sorprende por su belleza, sobre todo por el mármol de diferentes colores, las pinturas y sus cúpulas.

Palazzo Barolo

En este edificio podréis visitar las habitaciones de una auténtica casa aristocrática de Turín de los siglos XVII y XIX. Los espacios poseen una impresionante decoración de estilo barroco y rococò. Nos han gustado sobre todo los colores y ornamentos de las paredes. Aconsejamos su visita, aunque si no tenéis mucho tiempo a disposición, podéis prescindir de ella.

El coste del billete es de 5 euros, y podrás acceder a él de martes a viernes de 10:00 a 12:30 y de 15:00 a 17:30. Los sábados y domingos permanece abierto solo de 15:00 a 18:30.

Si entiendes un poco de italiano, es posible visitar Palazzo Barolo con un guía incluido en el precio de entrada. Esto es posible de martes a viernes a las 10:30, 11.30, 15:30 y 16.30. Los sábados y domingos y festivos, en cambio, los horarios son 15:30, 16:30 y 17:30.

Plaza San Carlo

Hemos llegado a hablar de la mejor plaza que ver en Turín, y que es además uno de los centros neurálgicos de la ciudad: la bellísima Piazza San Carlo. De hecho, por su importancia y elegancia, se la llama también «El salón de Turín«.

La plaza alberga dos templos muy parecidos, que por este motivo reciben el nombre de «Iglesias gemelas«: la de Santa Cristina y la de San Carlo. En el centro de la espaciosa plaza, se halla también la estatua de Manuele Filiberto, duque de la familia Saboya.

Otro lugar a destacar de Piazza San Carlo son los bonitos pórticos que la rodean, donde se encuentran algunos de los cafés más históricos de la ciudad, en los cuales antiguamente, se desarrollaba la vida política de la región. Los más famosos son Caffè Torino y Caffè San Carlo.

Para nosotros, es un lugar ideal para dar un paseo y pararse en uno de sus bares para tomar un café o un aperitivo en el meollo de la ciudad. Si estás en esta zona, aprovecha para acercarte a la elegante Galleria San Federico. Te recordará a la Galleria Vittorio Emanuele de Milán, aunque en pequeña escala.

Plaza San Carlo en Torino
Plaza San Carlo

Plaza Vittorio Veneto

Esta plaza es una de las más grandes que verás jamás. Es tan espaciosa, que resulta un poco vacía en la parte central. De todas formas es muy bonito sentarse en una de sus mesitas para tomar un refresco o un aperitivo, con una hermosa vista del río Po y de la cercana iglesia de la gran madre de Dios. Sus pórticos están repletos de restaurantes, bares y tiendas locales. ¡Majestuosa!

Iglesia de la Gran Madre de Dios

Esta preciosa iglesia de forma circular se sitúa en la cima de una hermosa escalinata a orillas del Po, cruzando el puente desde Piazza Vittorio Veneto. El exterior de este templo, con sus columnas de estilo neoclásico, es imponente. No te extrañes si te recuerda un poco el Panteón de Roma, puesto que su proyecto se inspiró en él. La decoración interna es más austera, de hecho a nosotros nos ha impactado mucho más la majestuosidad de su exterior. De todos modos, seguro que es un lugar turístico que ver en Torino. Es posible visitar gratuitamente el interior del templo todos los días de 07:30 a 19:00 horas.

Monte dei Cappuccini

¿También os gusta encontrar vuestro pequeño espacio donde admirar la mejor vista de la ciudad que estáis visitando? Pues bien, en el caso de Turín, seguro que os encantará el panorama del Monte dei Cappuccini. En la cima se halla una pequeña iglesia, pero lo mejor que puedas hacer aquí, es alcanzar este lugar a la hora del atardecer y admirar la vista de la ciudad entera y de los Alpes detrás. ¡Te enamorarás!

En nuestra opinión, la vista es aún mejor que la que se admira desde la Mole Antonelliana, y por si fuera poco, ¡es gratis! 😜Tenlo en cuanto a la hora de organizar tu viaje a Turín.

Si visitas la Chiesa della Gran Madre di Dio, desde ella podrás llegar caminando al Monte dei Cappuccini, tardarás unos diez minutos. De forma alternativa, puedes coger el bus 56 o 70 desde Piazza Vittorio Veneto.

Villa della Regina

Qué ver en Turín: Villa della Regina
Villa della Regina

Este es otro de los monumentos que ver en Turín que pertenece al listado del Patrimonio de la humanidad de la Unesco, siendo además parte de las residencias reales de los Saboya. Es una villa del siglo XVII donde algunas de las reinas de esta familia pasaban el verano. Se halla en una posición colinar, con una vista envidiable sobre toda la ciudad.

Hoy en día, es posible visitar algunas de las salas de la primera planta con hermosos frescos en las paredes y muebles de época. Nos ha gustado sobre todo el salón central, la habitación mejor decorada de la residencia. Lo que llama mucho la atención es el jardín a la italiana posterior a la villa, con una hermosa fuente y una vista soberbia de la urbe.

Hay que decir que parte del complejo y de su jardín se encuentran en estado de restauración, además de que el prado podría estar más cuidado. ¡La villa della Regina no ha alcanzado aún su máximo potencial! No obstante, si tienes tiempo de sobra en la ciudad, es una visita que aconsejamos, sobre todo si has alcanzado el Monte dei Cappuccini. De hecho, podrás llegar a la villa desde el monte con un camino de quince minutos.

El horario de apertura es de 10:00 a 18:00 de martes a domingo, con última entrada a las 17:00. El precio del billete entero es de 5 euros, 2 euros para los jóvenes de entre 18 y 25 años, y gratis para menores de 18.

Parque del Valentino: visita el pulmón verde de Turín

Parco Valentino es el parque más grande de la ciudad donde los turineses escapan del caos de la vida urbana. Es un oasis verde que se encuentra al lado del río Po y que posee en su interior algunos puntos de interés.

Borgo medievale

En primer lugar no dejes de visitar su característico Borgo Medievale, que fue construido a finales del siglo XIX en la ocasión de la Exposición general italiana. Este lugar reproduce fielmente como tenía que ser un pueblo de la región de Turín al final de la Edad Media. Por su única calle principal, se hallan antiguos talleres artesanales, iglesias y una majestuosa fortaleza.

El borgo medievale se puede visitar gratuitamente todos los días de 09:00 a 19:00, y en verano de 09:00 a 20:00. Para visitar las cuatro plantas de la fortaleza y su jardín medieval, hay que comprar un ticket de 6 euros, o de 4 euros para estudiantes hasta los 26 años, menores de 18 años y mayores de 65.

Castillo del Valentino

Sitios turísticos de Turín
Parque del Valentino

Si estás paseando por el parque, una parada imprescindible de tu recorrido tiene que ser el Castillo del Valentino. El exterior de la estructura no tiene nada que envidiar a los palacios reales de estilo francés, por ello te aconsejamos parar para admirarlo con calma.

Hoy en día, es la sede de la Universidad de arquitectura de Turín. Es posible visitar el interior del castillo CON RESERVA, pero solo los sábados a las 10:00 y a las 11:30. Los salones no poseen mobiliario, en cambio, las paredes y los techos son magníficos y destán perfectamente conservados.

El recorrido es gratuito y con guía incluido. Te dejamos el link para que puedas reservar con antelación.

Otros lugares interesantes del parque

En tu paseo por el parque no puede faltar la visita de la bonita Fontana dei Dodici Mesi y del Giardino roccioso (Jardín rocoso). En este precioso espacio, podrás caminar por calles adoquinadas que conducen a pequeñas cascadas y arroyos. Entre la gran variedad de flores del jardín, destacan algunas instalaciones artísticas muy curiosas, como las denominadas Farolas enamoradas.

La estación de Porta Nuova

Si llegáis en tren a Turín desde otra ciudad de Italia, o si os encontráis en sus alrededores, parad a echar un rápido vistazo a la renovada estación de trenes de Porta Nuova. Es un edificio con una bonita arquitectura, que en su interior alberga muchos bares y tiendas. De hecho, ¡parece casi a un centro comercial! Entrar aquí es una buena idea si llueve y estas por la zona. Si necesitas encontrar un baño, tienes que saber que hay que pagar. Es algo que de verdad, ¡odiamos!😠.

A poca distancia de la estación, échale un vistazo al Tempio Israelitico, la hermosa y monumental sinagoga de Turín. Desgraciadamente se puede ver su interior en muy pocas ocasiones, sin embargo, su fachada es preciosa.

Por último, recuerda que los alrededores de Porta Nuova son una excelente zona para alojarte en la ciudad.

GAM- Galleria Civica d’Arte Moderna e Contemporanea

Si eres un apasionado de arte moderno y contemporáneo, el museo GAM propone a menudo exposiciones interesantes de artistas de alto nivel. En el último periodo por ejemplo, han presentado creaciones del pintor De Chirico y del fotógrafo Helmut Newton. Entra en su web para averiguar cuales son las exposiciones temporáneas y sus precios durante los días de tu estancia.

El museo posee además una copiosa colección permanente de arte de los últimos tres siglos. Para visitarlo, el precio entero es de 10 euros, 8 euros para jóvenes entre 18 y 25 años y mayores de 65 y gratis para menores de 18. El primer martes del mes, la entrada es gratuita. La GAM abre de martes a domingo de 10:00 a 18:00.

Museo del Carcere Le nuove

Un museo diferente y muy interesante, que te hará reflexionar y te conmoverá. Se sitúa en la antigua cárcel de Turín donde durante la época nazi-fascista se encerraron a los oponentes al régimen, judíos y partisanos. El museo cuenta las historias de esta gente, de cómo vivían allí y de las torturas que sufrían. De este modo, se intenta rendir homenaje a la lucha por la libertad de estas personas.

El recorrido de dos horas incluye las pequeñas celdas, las camas de tortura, los pasillos y un refugio antiaéreo que se utilizaba durante la Segunda Guerra Mundial. El museo se puede visitar solo con visitas guiadas, realizadas en italiano o inglés. Si te interesa mucho esta experiencia, prueba a escribir un email a segreteria@museolenuovi.it para preguntar si está disponible en tu fecha un guía que hable castellano.

Los horarios de visita son de lunes a sábado a las 15:00 y los domingos a las 15:00 y 17:00. El segundo y cuarto domingo del mes, se realiza una visita a las 09:00 también. El billete entero tiene un coste de 6 euros y de 4 para mayores de 65. La entrada es gratuita para menores de 14 años.

Si quieres visitar el refugio antiaéreo, es posible hacerlo los sábados y domingos a las 17:15. Tendrás que comprar otra entrada diferente, también con un coste de 6 euros y las mismas reducciones. El recorrido es de aproximadamente 1 hora y 15 minutos.

Aunque no sea uno de los imprescindibles que ver en Turín, si le encuentras un huequito de tiempo para visitarlo, no te arrepentirás para nada. ¡Es muy conmovedor!

Museo del automóvil de Turín

Museos qué ver en Turín
Museo del automóvil de Turín

Otro de los museos TOP de la capital de Piamonte. Su unicidad ha sido certificada por el famoso The Times, que lo ha seleccionado entre los mejores 50 museos del mundo. Si eres un amante de los motores, ya sabes que no puedes perderte esta visita. En este espacio, se recorre la evolución del automóvil y de su ingeniería, con una colección impresionante de coches de todas las épocas ,desde los más antiguos, hasta los últimos modelos. Se encuentra algo alejado del centro, en la zona Lingotto, donde al principio del siglo pasado se producían los coches de la marca FIAT.

La opción más fácil para alcanzar el museo es coger la línea 1 de metro en la estación Porta Nuova y bajar en la parada Lingotto.

El museo se encuentra abierto de 10:00 a 19:00 todos los días, excepto el lunes que cierra a las 14:00. El billete tiene un precio general de 12 euros, de 10 euros para jóvenes entre 18 y 26 años y de 5 euros para niños entre 6 y 18 años.

Tour por el Allianz Stadium y Juventus Museum

Si eres un amante del fútbol como nosotros, ya sabrás de sobra que Turín es la ciudad del Juventus, el equipo de Cristiano Ronaldo y uno de los más prestigiosos del mundo. Su estadio es muy reciente y moderno, de hecho se construyó en el 2011. Por esto, es muy interesante hacer el tour de la estructura, y echar un vistazo al museo del equipo blanco-negro. El tour del estadio incluye la visita a los vestuarios del equipo, la sala de prensa, el campo de juego y las gradas. El museo del interior del Allianz Stadium acoge trofeos ganados, como las dos Champions League. También verás las camisetas de varios de los jugadores históricos. Por último, descubrirás la historia del club y de sus jugadores más importantes. Además es posible escuchar la audioguía en castellano.

Se puede recorrer el estadio de lunes a viernes en estos horarios: 11:00, 12:30, 14:45, 16:15 y 17:00. (Los martes permanece cerrado). Los fines de semana y festivos el estadio abre de 11:00 a 18:00, con visitas cada media hora. El precio entero es de 25 euros, 20 para menores de 16 y mayores de 65. El billete del tour solo se puede comprar en la taquilla del museo.

Si quieres visitar solo el museo, permanece abierto todos los días excepto el martes de 10:30 a 19:00. El precio baja a 12 euros, y 10 euros para quienes se benefician de las reducciones.

Para alcanzar el estadio desde el centro, coge el bus 59 o 72 y baja en la parada Grosseto.

Basílica de Superga

Es uno de los monumentos más famosos que ver en Turín. Se encuentra en una colina a 10 kilómetros de la ciudad. Una de la cosas más interesantes es que para alcanzarla, hay que subir en un histórico tren-cremallera que funciona desde finales del siglo XIX. ¡En todo este tiempo, se ha mantenido igual! Se coge desde la parada Sassi Superga, que se puede alcanzar desde el centro en bus (línea 61) o con el tranvía 15. Con un ameno recorrido de 10 minutos en el tren-cremallera estarás en la cima de la colina de Superga, al precio de 6 euros por el billete de ida y vuelta.

La basílica, construida por voluntad de Víctor Amadeo II de Saboya, presenta en su exterior una hermosa mezcla de estilos neoclásico y barroco. Su interior es más austero y un poco descuidado. Por el precio de 3 euros, sin embargo, se pueden subir 131 escalones y acceder a la cúpula de la basílica. Desde allí verás unas inolvidables vistas de Turín y más al fondo, de los Alpes. Por este motivo, te aconsejamos visitar Superga en un día despejado.

Por último se pueden visitar los apartamentos reales y las criptas donde se han enterrado varios de los reyes de la familia Saboya. Como no nos suelen gustar los lugares como este, decidimos no entrar, también porque oímos que los apartamentos no son nada comparables a otros de los edificios más bellos de la ciudad.

En la parte posterior del tempo se halla un monumento en memoria del Grande Torino, legendario equipo de fútbol que tuvo un accidente aéreo en los años cuarenta en la misma colina de Superga. Todos los jugadores perdieron la vida.

Qué ver en Turín: Superga
Basilica de Superga

Qué ver en Turín con niños

Si viajas a Turín con niños, estás de suerte, porque en la capital de Piamonte hay montones de sitios turísticos que podrás disfrutar con ellos. Como acabamos de decir, el recorrido en tren-cremallera hacia Superga es normalmente un viaje que llama mucho la atención a los peques.

Otro recorrido chulo que se puede hacer en Turín con niños es pasear por la mañana por el parque del Valentino, visitando detenidamente el Borgo medievale y parando a comer en uno de sus bares o hacer un pic nic. Por la tarde, si tu hijo es un apasionado de coches, una idea genial es llevarle al Museo del Automóvil. Alternativamente, el Museo del cine, con sus juegos de luces y su carácter interactivo, es uno de los lugares de Turín que suele encantar a los niños.

Para los apasionados de fútbol, una vuelta por el Allianz Stadium para ver donde juega actualmente Cristiano Ronaldo, es de lo más chulo que puedas ver en Turín con tu hijo.

Por último, no hay nada mejor que aprender la historia de Egipto en el mejor museo de Europa sobre este tema, el museo egipcio de Turín. ¡Se quedarán boquiabiertos delante de las momias y de los sarcófagos dorados!

Qué ver en Turín en 1 día

Si estáis de paso por la primera capital de Italia, lo mejor que puedas hacer es, según nuestra opinión, recorrer el centro histórico a pie, sin entrar en ningún sitio en concreto para no perder demasiado tiempo. El recorrido que haríamos nosotros en un día es el siguiente:

  • Pasea por Piazza San Carlo, la plaza más bella de la ciudad y las calles cercanas Via Po, Via Roma, Via Garibaldi. Descubrirás la elegancia de la urbe.
  • Llega a Plaza Castello, parándote detenidamente para ver desde el exterior el Palazzo Madama y Palazzo Reale. Entra a la iglesia de San Lorenzo, porque merece mucho la pena y no te llevará demasiado tiempo.
  • Dirígete hacia la Porta Palatina y descubre la antigua historia de Turín paseando por el hermoso barrio Cuadrilátero Romano. Es una zona perfecta para reponer fuerzas comiendo.
  • Visita dos de la iglesias más importantes de la ciudad: Basílica de Maria Auxiliatrix y Santuario della Consolata. Entra en esta última, porque es uno de los imprescindibles que ver en Turin.
  • Coge el tranvía 16CD desde la parada 197 Ospedale Cottolengo y para en Mole Antonelliana, para ver desde fuera el símbolo de la urbe.
  • Dirígete hasta el río Po, cruza el puente y sube hasta la Iglesia de la Gran Madre de Dios.
  • Para acabar el día como es debido, goza de un maravilloso atardecer en Monte dei Cappuccini.

Qué ver en Turín en 2 días

Si te quedas un fin de semana en Turín, podremos añadir algo mas al recorrido del primer día. Por ejemplo, lo primero que haríamos es entrar en el Palacio real en Plaza Castello ya que es un edificio precioso y así sabrás más de la historia de la ciudad. Después de haber pasado toda la mañana en un museo, por la tarde iríamos al Parque del Valentino para respirar un poco de naturaleza y para ver el Borgo medievale y el Castillo del Valentino desde fuera.

Qué ver en Turín en 3 días

Tres días son un tiempo ideal para visitar lo imprescindible qué ver en Turín. Como te hemos comentado a lo largo del articulo, la capital piamontesa posee unos museos super interesantes, y si lo decimos nosotros, que no somos amantes de los museos ¡por algo será! El tercer día podemos dedicarlo entonces a visitar un par de ellos. Los mejores candidatos para nosotros son: El museo del cine, el museo del automóvil y el museo egipcio. ¡Para ti la elección!

Conclusión

Esperamos que con este articulo, ahora puedas saber bien los mejores lugares turísticos qué ver en Turín. Estamos seguros que esta ciudad te sorprenderá, como ha hecho con nosotros. Si durante tu recorrido ves algún sitio precioso de la urbe que no hemos insertado en la lista, déjanos un comentario ¡lo añadiremos con placer!

Si te ha gustado este artículo ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies