Qué ver en Roma: Joyas que esconde la ciudad eterna

Deciros las mejores atracciones que hay qué ver en Roma es seguramente una de las tareas más difíciles de este blog. Es que la ciudad eterna tiene tantas cosas interesantes que ver, que a cualquiera le puede entrar incluso pánico por organizar bien su viaje. Es importante primero que pienses en lo que te gusta más a la hora de visitar una ciudad, porque créenos, ¡es casi imposible poder ver todo lo que Roma tiene para ofrecer en un solo viaje! En este articulo nosotros intentaremos ayudarte proporcionándote toda la información posible de cada atracción. De esta manera, podrás elegir solo lo que vas a añadir a tu ruta, que tendrás que preparar bien antes de llegar a Roma.

Contenido del artículo

El Coliseo: lo primero que hay qué ver en Roma

El Coliseo no necesita muchas presentaciones. Es el símbolo de Roma y por si fuera poco, una de las siete maravillas del mundo moderno. Para entender lo increíble que es este lugar, es necesario e interesante conocer un poco de su historia milenaria.

Su construcción acabó en el año 80 d.C, hace casi 2000 años, convirtiéndose en el anfiteatro más grande de siempre. Se llamaba inicialmente Anfiteatro Flavio. Sin embargo, se decidió cambiarle el nombre en honor a la enorme estatua que se encontraba cerca de él, llamada el Coloso de Nerón. El día de su inauguración, se celebraron cien días de juegos, en los cuales más de 2000 gladiadores perdieron la vida.

Durante cinco siglos, delante de hasta 50.000 personas, en él se llevaron a cabo juegos entre animales, exhibiciones, representaciones de batallas famosas y peleas de gladiadores. En los siglos siguientes tuvo otros tipos de funciones, perdiendo de tal manera su importancia hasta el punto de convertirse en una reserva de materiales de construcción. El mármol con el cual se erigió el Coliseo se utilizó, por ejemplo, para la edificación de la basílica de San Pietro y el Palacio Barberini. Se calcula que por este motivo, hoy en día, podemos ver sólo un tercio de la construcción inicial del Coliseo.

ver-el-coliseo
Coliseo de Roma

Horarios y precios

El Coliseo abre todos los días del año (excepto el 25 diciembre y 1 enero). Los horarios cambian según la estación, así que comprueba el periodo que te interesa en este link. El coste es de 16 euros para adultos, 2 euros para jóvenes de la Unión Europea entre 18 y 25 años y gratis para menores de 18. El ticket incluye también la visita al Foro Romano-Palatino y a los Foros imperiales, válido por 24 horas. Por 22 euros posees la opción de añadir a todo esto también la parte subterránea del anfiteatro. En este caso, la validez es de 48 horas. Se mantienen los mismos descuentos para los jóvenes.

Consejos

A causa de las largas colas en la taquilla, te aconsejamos comprar tu entrada en internet en la web oficial con la adición de dos euros de preventa. ¡Vale de verdad la pena! Tendrás la posibilidad de elegir día y horario de entrada. Si no quieres perder ni un minuto, te sugerimos adquirir una visita guiada que te permitirá también saltar las colas de entrada, que a veces pueden ser muy largas, sobre todo en alta estación turística. Si no quieres gastar los dos euros por persona de preventa, es mejor dirigirse a comprar el billete en el Palatino. Tiene colas menos desesperantes y da igualmente acceso al Coliseo.

Foro romano

El foro romano es uno de los más increíbles parques arqueológicos que verás en tu vida. Desde el siglo VI a.C., fue el centro neurálgico de la urbe en el que se encontraban los edificios religiosos, públicos y políticos más importantes. Poseía tantos monumentos, que se necesitaron realizar ampliaciones con los Foros Imperiales. En la actualidad, se puede visitar la plaza del foro con los restos de construcciones tan importantes como templos, arcos, y basílicas. Es un imprescindible qué ver en Roma. Una razón más para contemplar este sitio es que su visita está incluida en el billete del Coliseo, del cual acabamos de hablarte.

visitar-foro-romano
Foro Romano

Consejos

El foro Romano, el Coliseo y Palatino son lugares empapados de historia milenaria. Un consejo que podemos darte para apreciar mejor este lugar es munirte de la ayuda de un guía turístico profesional. Para visitar este sitio lleva siempre calzado cómodo y algo para repararte del sol, sobretodo en las estaciones más calurosas. No elijas las horas centrales del día si hace mucho calor, ya que posees 24 horas de tiempo para poder entrar en el sitio. El foro romano y Palatino tienen los mismos horarios que el Coliseo.

Colle Palatino

El Colle Palatino es la más central de las siete colinas de Roma. Desde el año 1000 a.C. esta parte de la ciudad ha sido habitada. En primer lugar se convirtió en el barrio residencial de la aristocracia romana y posteriormente ha sido la sede de los palacios imperiales. Hoy en día, lo más interesante de esta zona es admirar los restos de algunos de estos magníficos edificios. Y por supuesto, la maravillosa vista que se tiene del subyacente foro. Sin duda, uno de los mejores sitios para visitar en Roma.

Fori Imperiali

Como ya hemos comentado, el antiguo foro ya no era suficientemente grande para administrar una ciudad de la importancia de Roma. El primero en entenderlo fue Julio César, que construyó a su cargo una nueva plaza porticada, como nuevo centro de poder y de propaganda personal. Posteriormente, cuatro emperadores (Augusto, Vespasiano, Nerva, Trajano) le imitaron y decidieron construir su propio foro, uno adyacente al otro. De este modo, se ha ido creando un nuevo centro político y administrativo de la urbe.

El más bonito de los foros imperiales es sin duda el último, el Foro de Trajano. De hecho, la plaza incluía una biblioteca, una basílica y un edificio de planta semicircular, el mercado de Trajano. Este se considera como el primer centro comercial cubierto de la historia. De hecho, estaba dividido en seis plantas donde se alojaban 150 tiendas diferentes. Hoy en día, alberga el museo de los foros imperiales.

En esta zona se edificó otra de las cosas qué ver en Roma: la Columna de Trajano. Está ornamentada con la historia de sus batallas en relieve, en honor a este emperador y claramente, para celebrar sus conquista militares.

Arco di Costantino

Cerquita del Coliseo, se encuentra otro de los lugares turísticos qué ver en Roma. Es un arco de triunfo en mármol de 21 metros, erguido en el siglo IV para celebrar la victoria del emperador Constantino contra el rival Massenzio. Este monumento se ha conservado perfectamente y hace que la zona del Coliseo resplandezca aún más por su belleza.

Visitar Arco de Constantino
Arco de Constantino

Basílica di San Clemente

Una de las joyas menos famosas de Roma que te ponemos en evidencia. Lo hacemos, porque en ella se resumen 2000 años de historia de la capital. De hecho, lo más curioso de este edificio es que está distribuido en tres plantas, cada una perteneciente a un época diferente. En la parte subterránea podrás pisar una autentica mansión de hace casi 2000 años, construida en ladrillo. En el mismo lugar, se encuentra también un pequeño templo dedicado al Dios solar persa Mitra. A nosotros, nos ha parecido una visita muy interesante.

Después de algunos años, se añadió una planta superior a la citada anteriormente, con la construcción de un gran salón. Este se convirtió en el siglo IV d.C. en una iglesia, al haber acabado la época de las persecuciones de los cristianos. Después de algunos saqueos, el templo se quedó abandonado y sepultado 5 metros bajo tierra. Actualmente, se pueden visitar también los frescos y los mosaicos de esta planta subterránea.

En el mismo sitio, se edificó finalmente una nueva iglesia que se ha conservado hasta hoy, con su rica decoración y sus sorprendentes mosaicos. ¡Simplemente preciosa! La entrada es gratuita, pero si quieres bajar a los niveles subterráneos tendrás que pagar el precio entero de diez euros, o de 5 euros para estudiantes hasta los 26 años (con tarjeta identificadora). Para los jóvenes hasta los 16 años acompañados por los padres, la entrada es gratuita. Los horarios en los días laborables son de 09:00 a 12:30 y de 15:00 a 18:00. Los domingos y festivos se puede entrar de 12:15 a 18:00.

Vittoriano y Piazza Venezia

En Piazza Venezia encontrarás uno de los mejores sitios que visitar en Roma. En mi primer viaje a la ciudad eterna, me acuerdo que me impactó mucho por su majestuosidad. Fue edificado entre el final del siglo XVIII y el principio del XIX, en homenaje a Vittorio Emanuele II, el primer rey de la Italia unificada. Por este motivo, se denomina Vittoriano. Ha sido planeado como un moderno foro de tres plantas conectadas por escaleras y encimas de las cuales se encuentra una magnífica columnata. Está enteramente realizado en mármol, en un estilo completamente diferente al resto de los edificios históricos de la antigua Roma.

Vittoriano imprescindible de Roma
Monumento Vittoriano

Milite Ignoto

Este monumento es uno de los símbolos más imponentes de la unidad de Italia y del amor por la patria. En el centro del Vittoriano está enterrado el Milite Ignoto. Se trata de un militar fallecido durante la primera guerra mundial, del cual no conocemos la identidad, a causa de las graves heridas. Ha sido elegido como símbolo de todos los caídos y desaparecidos de guerra, que perdieron sus vidas por defender a la patria. En el 1921, durante su entierro, se registró la participación de un millón de personas.

Palazzo Venezia

Poniéndose de espaldas al Vittoriano, verás dos edificios simétricos y parecidos. El de la izquierda, el Palazzo Venezia, que da el nombre a la plaza. Fue elegido por Benito Mussolini como sede del gobierno fascista y desde su balcón pronunciaba sus famosos discursos delante de miles de personas entusiasmadas. En esos años la plaza se convirtió en el verdadero centro de la ciudad, y cambió su nombre por Foro d’Italia.

Teatro Marcello

Si estás en esta zona, échale un vistazo también al precioso teatro Marcello. Parece una copia más pequeña del Coliseo, aunque en realidad es aún más antiguo. De hecho, se dice que ha sido un modelo de referencia para construir el famoso anfiteatro. En el parque donde se encuentra el teatro, podrás además pasear por algunos restos antiguos de manera gratuita.

Area sacra di Largo Torre Argentina

Hablamos ahora de un sitio arqueológico que sorprendentemente fue descubierto en el siglo XX. En este área, donde fue asesinado Julio César, se encuentran los restos de cuatro templos del siglo III a.C., los más antiguos que se hayan recuperado en la ciudad. Se pueden ver los restos directamente desde la calle, pues no te llevará mucho tiempo. Si eres un amante de los gatos, este sitio te encantará. Unos cien amigos felinos han elegido este lugar como su casa, y pasan buena parte del día en este espacio. ¡Pasate a saludarlos!

Piazza del Campidoglio

Esta bonita plaza monumental se halla en la cima de la colina Capitolina. Debe su actual aspecto a Papa Paulo III que encargó su renovación, a nada más y nada menos, que a Miguel Ángel. El famoso artista diseñó la recreación de las fachadas de los dos palacios preexistentes, la construcción de un tercer edificio, la pavimentación del suelo, la elegante escalinata y la introducción de esculturas clásicas (entre las cuales la estatua central de Marco Aurelio) para embellecer la plaza. El trabajo fue acabado con la ocasión de la visita del emperador Carlos V en la ciudad. Actualmente, esta bonita plaza es uno de los mayores lugares turísticos de Roma, gracias también a la presencia de los museos capitolinos.

Pantheon

Visitar el Panteón de la ciudad eterna
Pantheon en Roma

Hablamos ahora de otro de los imprescindibles qué ver en Roma, el famoso Panteón. Su nombre procede del griego y significa templo de todos los dioses. Fue construido por primera vez por voluntad de Agrippa, yerno del emperador Augusto. Su nombre aún se puede leer claramente en la parte delantera superior del monumento. A causa de varios incendios, el templo quedó destruido, pero el emperador Adriano decidió realizar su reconstrucción en el 124 d.C. Increíblemente, el Panteón ha quedado prácticamente intacto hasta hoy. Solo han pasado 2000 añitos 😁.

En los siglos sucesivos el Panteón tuvo la función de iglesia y luego de fuerte. Después de la unidad del país, se estipuló que aquí se iban a enterrar los reyes de Italia. Vittorio Emanuele II y su hijo Umberto I están inhumados aquí. Asimismo, están sepultados artistas del calibre de Raffaello Sanzio.

La cúpula del Panteón

La cúpula de este monumento es una de las más grandes del mundo y ha servido como modelo de construcción de la mayoría de las bóvedas posteriores. Una de las curiosidades de este sitio es que en la ella se halla un hueco de nueve metros. Es el único espacio donde entra la luz que ilumina el interior del Panteón. Además de esto, gracias a la estructura de la cúpula, cuando llueve no se notan las gotas de lluvia entrar. Curioso, ¿verdad?

Horario y precios

El Panteón tiene diferentes horarios según el día o la época de tu visita. Si estás planeando tu viaje en Roma, consulta el horario aquí. La entrada es gratuita. Si quieres conocer más sobre esta maravilla de Roma, puedes reservar la audioguía en español en esta web o en la recepción en la entrada del monumento, al coste de 7 euros.

Piazza Navona

Piazza Navona es uno de los lugares qué ver en Roma más querido por los romanos. Debe su forma oval al hecho de que se construyera en el mismo emplazamiento del antiguo estadio de Domiziano, donde se practicaban deportes de gimnasia y juegos. Esta función lúdica de la plaza parece haber sobrevivido durante milenios, ya que aún hoy en día, es un espacio donde actúan artistas callejeros, pintores y bailarines. Los bares y los restaurantes que se asoman a ella contribuyen a crear un ambiente muy ameno y divertido. Igual por este motivo, es uno de los pocos lugares turísticos de Roma, donde los locales quedan habitualmente.

lugares turisticos de Roma: plaza navona
Plaza Navona

Fuente de los Cuatro Ríos

El actual aspecto de la plaza se debe a una familia noble de la zona, los Pamphili, que en el siglo XVII encargaron a varios arquitectos embellecerla. El elemento que más llama la atención es seguramente la Fuente de los Cuatro Ríos realizada por Gian Lorenzo Bernini. En ella se pueden apreciar cuatro colosos desnudos que representan cuatro ríos: Nilo, Río de la Plata, Danubio y Ganges. A su vez, éstos, simbolizan los cuatro continentes. En la base de la fuente se pueden admirar también 7 animales, juntos a plantas y árboles. En el medio, destaca un obelisco egipcio sacado del otro lado de la ciudad.

Otros elementos de la plaza

Podemos destacar los siguientes componentes de la Piazza Navona:

  • La fontana di Nettuno y la fontana del Moro, otras dos fuentes más pequeñas, realizadas por Giacomo Della Porta.
  • La iglesia de Sant’agnese en Agone, dedicada a una joven mártir asesinada en la plaza durante la época de las persecuciones de Domiciano. Te aconsejamos echar un vistazo a su interior gratuitamente.
  • El bonito Palacio Pamphili, construido en estilo barroco. Actualmente es sede de la embajada de Brasil.

Fontana di Trevi: La fuente más bonita qué ver en Roma

Hemos llegado a otros de los imprescindibles qué ver en Roma. Seguro que habrás visto miles de veces fotos de este sitio y que cada vez te han entrado ganas de reservar enseguida un vuelo hacia la ciudad eterna. Estamos hablando de la mítica Fontana di Trevi.

Lo que más nos sorprendió la primera vez que la vimos es la contraposición entre la majestuosidad de la fuente y las pequeñas dimensiones de la plaza donde se halla. Tienes que saber que para alcanzar la fontana de Trevi hay que pasar por calles estrechas hasta que, de repente, te encuentras delante de ella, y te quedas simplemente boquiabierto. ¡El efecto sorpresa se ha planeado desde el principio!

sitios turisticos de Roma: fontana di trevi
Fontana di Trevi

Como se presenta la fuente

En el centro de la escena, ornamentado por cuatro columnas, se admira la estatua de Océano. La divinidad marina está al mando de un carro en forma de concha. Dos caballos marinos con alas, acompañados por dos tritones, tiran del carro. Uno de los dos animales está tranquilo, el otro parece desquiciado. Esto quiere representar la diferencia entre mar calmado y agitado. La escena está apoyada sobre una larga base de rocas y vegetación, finamente esculpidas.

Consejos para disfrutar de la fuente

La plaza de fontana di Trevi suele estar abarrotada de turistas durante todo el día. Por eso, te aconsejamos pasar a visitarla también por la noche, sobretodo porque está muy bien iluminada. ¡Con poca gente, la disfrutaras mucho mejor!

Piazza di Spagna

¿Cuántas veces has soñado con bajar la famosa escalinata de Plaza de España? Es uno de los lugares turísticos qué ver en Roma que tanto locales como viajeros adoran. Su nombre se debe a la presencia de la sede de la Embajada española ante la Santa Sede, desde el siglo XVII. Los elementos que destacar en Piazza di Spagna son:

  • La fuente central llamada la Barcaccia, de estilo barroco. Fue esculpida por Pietro Bernini y acabada por el aún más célebre hijo, Gian Lorenzo Bernini. Se llama de esta manera porque su forma recuerda a un barco naufragado en el río Tiber. Los elementos decorativos con forma de sol y abejas son un homenaje a la familia Barberini, a la cual pertenecía papa Urbano VIII, el cual encargó la obra.
  • La maravillosa escalinata, construida para juntar Piazza di Spagna con la Iglesia de Santa Trinità dei Monti. Ya que en Roma tendrás que caminar mucho, es un lugar ideal para descansar un poco, ¿qué te parece?
  • A la derecha de la escalera se halla la antigua casa del famoso poeta romántico Keats. Ahora es un museo dedicado a él y a su amigo Shelley.
  • Subiendo los escalones, delante de la iglesia, asoma uno de los trece obeliscos de estilo egipcio presentes en Roma.
  • La vista desde el exterior de la iglesia, ya que desde arriba se puede apreciar lo bonita que es la plaza. Puesto que has subido hasta allí, échale un vistazo al interior de la iglesia de Santa Trinità dei Monti. No está mal, pero no te esperes gran cosa.
que ver en roma: plaza navona
Plaza de España

Piazza del Popolo: otra plaza qué ver en Roma

Antiguamente esta plaza era un punto crucial de la ciudad, ya que acogía los visitantes que entraban en ella desde el Norte, por la via Flaminia. También por eso, se quiso al principio del siglo XIX renovar la plaza, para que se convirtiera en una entrada grandiosa de la ciudad. El aspecto actual de este lugar se debe al arquitecto neoclásico Giuseppe Valadier, que diseñó también las tres fuentes presentes en la plaza. Para darle aún más importancia, se movió aquí el Obelisco egipcio de 24 metros dedicado a Ramsés II, que se encontraba anteriormente en el Circo Máximo.

Chiesa di Santa Maria del Popolo

Una de las atracciones más importantes que visitar aquí es indudablemente la iglesia de Santa Maria del Popolo. Para construirla, colaboraron arquitectos del calibre de Bramante, Bernini y Rafael. En su interior encontramos frescos de valor inestimable de Rubens, Pinturicchio y dos magníficas telas de Caravaggio. ¡Vamos, un imprescindible qué ver en Roma! Puedes visitarla gratuitamente de lunes a sábado de 07:00 a 12:00 y de 16:00 a 19:00.

Otros elementos para destacar en la plaza

En esta plaza se encuentran otros dos templos de estilo barroco, «las iglesias gemelas» de Piazza del Popolo. Tenemos que decir que en su interior no destaca ningún elemento en particular. Las iglesias se encuentran en el arranque del famoso «tridente«. Son tres calles principales de Roma que llevan directamente a varios puntos neurálgicos del centro de la ciudad. En el siguiente párrafo hablamos de ellas. Por último, para ver una vista global de la Piazza del Popolo y de la ciudad desde el alto, coge las escaleras en el lado derecho de la plaza y sube hasta el mirador de la colina del Pincio. ¡Uno de los mejores miradores de la ciudad!

Via del Corso, del Babuino e di Ripetta: shopping en Roma

Si en tu ruta por Roma te gustaría añadir también una de esas calles chulas con muchos escaparates estilosos para admirar, estas son las famosas calles del tridente. En Via del Corso, del Babuino e di Ripetta encontrarás las tiendas de las mejores marcas de todo el mundo. También las joyerías más lujosas, intercaladas por prestigiosos hoteles y bonitos edificios históricos. Siendo calles tan céntricas, no te será difícil pasear por ellas. Otra famosa avenida de este estilo es también la célebre Via Condotti.

Las basílicas qué ver en Roma

Tienes que saber que en el mundo, por decisión papal, hay solo cuatro basílicas mayores. ¡Y las cuatro están en Roma! Cada una es importante por un motivo particular, y además de esto son todas hermosas. De La basílica de San Pedro, diremos algo en el siguiente apartado sobre el Vaticano. Ahora vamos a hablar un poco de las otras tres basílicas mayores más detenidamente:

Basilica di San Paolo fuori le mura

Esta iglesia se construyó en el siglo IV, en la época de Constantino. Es una basílica mayor porque se edificó en el lugar donde estaba enterrado el apóstol San Pablo. Es segunda en grandeza, ya que sólo la supera la Basílica de San Pedro. ¡Y también es patrimonio de la humanidad por la Unesco!

Un grave incendio en 1823 destruyó una buena parte de su tesoro, aunque fue reconstruida en breve tiempo. El interior de la basílica es impresionante, las grandiosas columnas y los mosaicos de oro te dejan simplemente sin aliento.

que visitar en roma: las basilicas papales
Basilica de San Pablo extramuros

Una de las partes que nos gustó mucho fue el claustro construido en el siglo XIII, aún perfectamente conservado a pesar del incendio. Es uno de los pocos lugares originales que se han quedado en el lugar.

Asimismo, hay que destacar el hermoso atrio de 150 columnas. Una curiosidad sobre esta iglesia es que conserva en las paredes todos los retratos de los papas, el último iluminado con una luz dorada. La parte exterior de la basílica alberga un monumental mosaico dorado que refleja los rayos del sol. El protagonista del patio ajardinado es una gigantesca estatua de San Pablo.

La Basílica de San Pablo Extramuros está algo alejada del centro, pero para nosotros es un imprescindible qué ver en Roma. Está abierta gratuitamente todos los días de 07:00 a 18:30 horas.

Basilica San Giovanni in Laterano

Es la basílica más antigua, construida en honor a San Juan Bautista y al evangelista San Juan. Es la catedral de Roma y la más importantes de las cuatro basílicas. Si te gustan los interiores ricamente decorados y de grandes dimensiones, esta es tu iglesia. Podrás admirar preciosos mosaicos, impresionantes estatuas y majestuosas columnas.

Frente a la iglesia se halla la Escalera Santa. Se dice que por ella Jesús subió para que le juzgaran el día de Viernes Santo. La escalera procede del palacio de Poncio Pilato que fue trasladada en el año 326. La Basílica de San Juan de Letrán ha tenido siempre un papel importante en la historia del catolicismo, ya que hasta finales del siglo XIX todos los Papas fueron investidos allí. Hoy en día, el Papa sigue celebrando la misa del Jueves Santo en esta basílica. La entrada es gratuita todos los días de 07:00 a 18:30 horas.

Si te apetece, en Piazzale Appio, a solos dos minutos de la basílica, podrás admirar la Porta Asinaria, una de las puertas mejor conservadas de la antigua Muralla Aureliana. La fortificación se edificó en el siglo III con el objetivo de defender Roma de los ataques de los bárbaros.

Basilica di Santa Maria Maggiore

Esta bonita iglesia es una basílica mayor por el hecho de ser el templo más grande dedicado a la Virgen. La leyenda dice que la Virgen se manifestó ante el Papa enseñándole cómo construir la iglesia. La planta de la basílica fue delineada por una prodigiosa nevada.

Parte de la belleza de este lugar reside en el bonito paseo, que recorrerás para alcanzar la cima del monte Esquilino. Además de esto, la iglesia es un perfecto resumen de las etapas cruciales que vivió el arte cristiano en la capital . Su apariencia actual es el resultado de constantes reformas, así que el templo muestra estilos arquitectónicos muy variados, empezando por el paleocristiano hasta el barroco. Por estas mezclas de estilos, ¡nos ha parecido muy interesante! ¡El techo es una verdadera obra maestra!

Permanece abierta desde las 07:00 hasta las 18:45 todos los días del año. Si quieres ver el museo de la basílica, tiene un coste de tres euros para adultos y dos euros para estudiantes y mayores de 65 años. En nuestra opinión, puedes prescindir de visitarlo.

Giardini di Villa Borghese

pasear por los jardines villa borghese en roma
Jardines Villa Borghese

Estos jardines son uno de los parques urbanos más grandes del continente. En el pasado, fue la residencia de verano del Cardenal Borghese. Al principio del siglo XX, la familia vendió parte de la zona al estado italiano, que después de un par de años lo abrió al público.

Para nosotros, lo mejor de este parque es la mezcla perfecta entre naturaleza y arte, que pocas veces hemos visto en nuestros viajes. De hecho, en los jardines naturales se encuentran alrededor de 15 fuentes, más de 30 monumentos con diversos estilos, lagunas artificiales y pabellones. Seis de sus nueve entradas son puertas monumentales. Vamos, ¡ya habrás entendido que es una pasada! El parque alberga en su interior algunos de los museos más importantes de la ciudad, como Villa Borghese, el bioparco y la galería nacional de arte moderno.

Como el lugar es muy grande, tenéis varias opciones para recorrerlo más rápidamente. Se puede, por ejemplo, hacer deporte alquilando patines y bicicletas en las entradas principales. Si caminar tanto por Roma te está destruyendo los pies, renta mejor un coche eléctrico o un segway. Asimismo, hay la opción de coger un trenecito que da la vuelta a los principales atractivos del parque. El recorrido dura 35 minutos y cuesta 3 €.

El parque se mantiene siempre abierto y la visita de los jardines es gratuita.

Castel Sant’Angelo y su puente

Este castillo es una de las cosas qué ver en Roma si o si. Con su bonito puente que lo conecta a la tierra firme, es uno de los lugares turísticos en Roma más fotogénicos. Entrando en él, podrás descubrir la increíble historia que contiene y las varias funciones que ha tenido a lo largo de su historia.

En principio, fue construido como mausoleo del emperador Adriano. Sin embargo, muy pronto, su posición clave y su robusta estructura le convirtieron en una fortaleza invencible. A continuación, ha sido hogar de los Papas durante períodos difíciles. Por este motivo, en algunas de sus habitaciones, hoy podemos admirar estupendos frescos. Por último, fue también una cárcel cuando pasó en manos de la República italiana. Desde el 1925 es uno de los museos más interesantes de la capital.

Lo que más nos ha gustado del castillo es ver todas sus estructuras defensivas, las habitaciones donde estuvieron detenidos algunos célebres personajes, los frescos de época renacentista en alguna de las estancias y sobre todo la vistas sobre el río Tíber. No todos los días se tiene la oportunidad de ver una panorámica del puente del castillo y la Basílica de San Pedro juntos.

castillo sant'angelo en roma
Castillo Sant’Angelo y su puente

Puente Sant’Angelo

Es probablemente el puente más bonito de la ciudad. Está construido en mármol, y se caracteriza por la presencia de cinco arcos y sobre todo de diez magníficas esculturas de ángeles diseñadas por Bernini. Estas figuras tienen en sus manos algunos de los instrumentos de la pasión de Cristo, como por ejemplo la cruz y una corona de espinas.

El castillo abre sus puertas todos los días (excepto el 1 enero, 1 mayo y 25 diciembre) de 09:00 a 19:30 (con la última entrada a las 18.30). El billete cuesta 15 euros, mientras que los jóvenes entre 18-25 años pagan dos euros. Los menores de 18 años gratis.

Vaticano

Como habrás visto, en Roma hay un montón de cosas que visitar. Pero, por si fuera poco, tendrás también la posibilidad de pisar el estado más pequeño del mundo, con sus 0,44 km cuadrados y 800 habitantes: el Vaticano. En tan poco espacio, sin embargo, se esconden muchas cosas que ver. Descubrimos brevemente las principales.

Basilica di San Pietro

¿Quién no conoce la famosa basílica de San Pedro? Este símbolo de Roma es la iglesia más grande del mundo. Lo primero que llama la atención es su enorme cúpula, que se ve desde cualquier mirador de la ciudad. El inmenso artista Miguel Ángel participó en la construcción y la decoración interna de esta obra maestra.

Otra famosísima creación del artista italiano que está ubicada en la basílica es la piedad de Miguel Ángel. Contempla con calma esta maravilla, junto al baldaquino de Bernini y a la estatua de San Pedro: ¡No todos los días verás semejantes bellezas!

Por último, tienes que subir obligatoriamente a la cúpula de la basílica para ver una de las mejores vistas de Roma, con la fantástica plaza de San Pedro en primer plano.

Musei Vaticani

Aunque no somos mucho de museos, no podíamos irnos de la capital sin visitar uno de los lugares turísticos qué ver en Roma al menos una vez en la vida, los museos vaticanos. ¿Y qué tienen de tan especial? Para que lo entiendas, te decimos solo un nombre: la maravillosa Capilla Sixtina, pintada por Miguel Ángel. Es simplemente una de las obras maestras más impresionantes de todo el mundo. Además de ella, en las salas del museo, hay otras pinturas y esculturas de excepcional valor.

Lo mejor del Vaticano
Plaza San Pedro

Piazza San Pietro

Otro imprescindible de Roma, es la plaza más majestuosa que hemos visto jamás. De hecho, en ella, pueden caber hasta 300.000 personas durante los oficios del Papa. A parte de por sus dimensiones, la plaza destaca por las 284 columnas y 88 pilastras que la bordean. En el centro, fíjate en el obelisco egipcio y en las dos fuentes, una de las cuales realizada por Gian Lorenzo Bernini, el cual diseñó la entera plaza.

Queremos informarte también que las calles adyacentes al Vaticano, son unas de las mejores dónde dormir en Roma por su relación calidad-precio.

Trastevere: el barrio más auténtico qué ver en Roma

Si eres uno de esos viajeros que no se contenta con parar solo en los sitios más turísticos de una ciudad, en Trastevere encontrarás un rincón más auténtico de la capital italiana. Lo que te recomendamos hacer aquí es simplemente perderte por sus callejuelas, circundadas de bonitos edificios históricos que no parecen haber sufrido el pasar de los siglos. En este barrio descubrirás la verdadera esencia de Roma. Una de las mejores actividades que puedes hacer aquí es relajarte y sentarte en una de sus terracitas para probar un exquisito aperitivo o uno de los mejores helados de la urbe. Mientras tanto observa la vida cotidiana de los romanos y de los turistas que animan la zona.

Ruta por Trastevere

Una ruta por este barrio debería empezar por la encantadora Piazza di Santa Maria in Trastevere, que debe su nombre a la bonita iglesia que domina la plaza. Si tienes tiempo visita el interior, es la enésima iglesia en Roma que te sorprenderá. Pasea luego por las calles Via della Scala y Via della Lungaretta, dos de las mas características del barrio. Otros lugares interesantes que no pueden faltar en tu paseo por el Trastevere son el puente Sisto, sobre todo a la hora del atardecer y la piazza Trilussa, con sus artistas callejeros.

Gianicolo y Fontana dell’Acqua Paola

La verdadera estrella de Trastevere es la colina de Gianicolo. A sus pies, se encuentra la Fontana dell’Acqua Paola, una preciosa fuente que por sus grandes dimensiones se conoce también como el «Fontanone«. Es bastante menos conocida que la Fontana de Trevi, sin embargo, tiene mucho encanto. Si continuas subiendo por Via Garibaldi, llegarás a la terraza de Gianicolo, que posee una bonita vista de la capital. El paseo por esta zona es interesante, pero si ya has andado mucho durante el día, puede ser un poco duro. En este caso, puedes siempre subir desde el centro de Trastevere con el bus 115.

Campo de’ Fiori

Campo de’ Fiori es uno de los lugares con más ambiente de la ciudad. Podemos decir que es una plaza con dos caras: la primera es la que vemos durante el día, cuando de lunes a sábado tiene lugar un colorido y ruidoso mercado de fruta, verdura y flores. La segunda es la que se admira por la noche, cuando las terrazas de bares y restaurantes de la plaza se llenan y la atmósfera sigue siendo amena y divertida. En ambos casos, te aconsejamos pasar por este lugar para conocer más a fondo el alma de Roma.

Como anécdota, te contamos que en el medio de la plaza se halla la estatua de Giordano Bruno, un filósofo que en el año 1600 fue quemado vivo por herejía, ya que apoyaba las teorías heliocéntricas de Copérnico y Galileo Galilei.

Colle Aventino: un barrio elegante qué ver en Roma

 El colle Aventino es una de las siete colinas de la capital. Se caracteriza por ser un barrio residencial y refinado. Aunque no sea la zona más visitada de las ciudad, guarda en sí algunos sitios turísticos qué ver en Roma que para nosotros son especiales. Además de esto, en Aventino, podrás descansar un poco del caos del centro de la ciudad. ¡Te confesamos que es una de nuestras zonas favoritas de la capital!

Una vista muy particular

Empieza tu recorrido por la Piazza dei Cavalieri di Malta, donde podrás gozar de una de las mejores vistas que ver en Roma. A menudo en esta plaza se ve una cola de curiosos delante de un palacio, es la villa del priorato di Malta, la embajada de una orden religiosa católica. El edificio no se puede visitar, pero lo que se puede hacer es espiar por el ojo de la cerradura. No veras mucho del edificio, pero poco importa, porque lo interesante es que se observa claramente la cúpula de San Pedro rodeada de cipreses. Es uno de los secretos mejor guardados de Roma.

Jardín de los naranjos: una joya escondida qué ver en Roma

Muy cerca de esta plaza hay otro sitio que no todo el mundo conoce, y que sin embargo, nos encantó. Es el Parco Savello o Jardín de los Naranjos, otro sitio donde hay otra vista alucinante de la ciudad desde el río Tíber, hasta la famosa cúpula de San Pedro. Aquí te aconsejamos relajarte un poco, tomar un descanso, y gozar del olor de los naranjos y de la tranquilidad del sitio. Si llevas, varios días por la capital italiana, ¡créenos que lo agradecerás! El jardín abre siempre gratuitamente a las 07:00 y cierra en invierno a las 18:00, a las 20:00 en marzo y septiembre y a las 21:00 de abril a agosto.

Roseto comunale

Como Florencia, también Roma posee su jardín de las flores, el Roseto comunale. Aquí podrás pasear admirando 1.100 tipos de rosas procedentes de todo el mundo. Las flores contribuyen a embellecer aún más, si es posible, el romántico panorama que se goza desde este sitio. Esta joya escondida de Roma abre solo un par de meses al año, normalmente entre la mitad de abril y la de junio. El precio entero es de 5 euros durante la semana y de 7 euros por el fin de semana. Entran gratis menores de 14 años y mayores de 65. Abre de 08:30 hasta 19:30.

Circo Massimo

el antiguo Circo máximo en Roma
Circo Máximo

En esta zona se halla también el estadio más grande que el ser humano haya construido jamás. Solo por este motivo el Circo Máximo merecería una visita, aunque ahora queda poquísimo de lo que fue un tiempo. En la antigüedad aquí se llevaban a cabo juegos de carros. Los participantes, la mayoría esclavos, se jugaban muchísimo en estas carreras, ya que ganando, podían conquistar su libertad. Asimismo, se realizaban carreras pedestres y exhibiciones con caballos. El recinto era tan grande que podía hospedar hasta a 300.000 espectadores. Siendo una enorme explanada de hierba, se utiliza actualmente para eventos importantes y conciertos.

Foro Boario y la bocca della verità

El Foro Boario era el lugar donde antiguamente se realizaba el mercado de los bueyes y otros animales. Hoy en día, en la plaza quedan dos bonitos templos perfectamente conservados: El templo de Hércules y el de Portuno. Es una placita que tiene mucho encanto y muchísima historia, pues te aconsejamos su visita. A solo cien metros de distancia podemos también observar uno de los lugares turísticos más curiosos qué ver en Roma: la boca de la verdad. Ésta es una famosa escultura de mármol conocida en todo el mundo por su historia. La leyenda cuenta que a quien ponga la mano dentro de su boca y dice una mentira, la efigie se la muerde. ¿Te atreves a probar? La boca de la verdad te espera cada día de 09:30 a 17:50, con el precio de 2 euros.

Terme di Caracalla

Las termas de Caracalla son un enorme complejo termal construido en el siglo III d.C. Era uno de los sitios preferidos por los romanos para relajarse, ya que no sólo podían entrar en sus aguas termales, si no que también pasear por sus jardines, leer y hacer ejercicio. Las instalaciones eran monumentales y la decoración lujosa. Se construyeron con sistemas de calefacción, desagüe y abastecimiento de aguas sorprendentes e innovadoras para su época.

Hoy en día, después de casi 2000 años, queda la planta de las construcciones y buena parte de las enormes paredes de las termas. Es un lugar sugestivo qué ver en Roma y que merece bien una visita, sobretodo con un guía o audioguía, para comprender plenamente la historia de lo que se visita.

Las termas tienen diferentes horarios según la estación, consúltalos en este link. El precio entero es de 8 euros. Para ciudadanos de la Unión Europea entre 18 y 25 años es de 2 euros y es gratuito para menores de 18 años. El primer domingo de los meses entre octubre y marzo la entrada es gratuita para todos.

ver termas de Caracalla en Roma
Termas de Caracalla

Catacumbas de Roma

¡La ciudad de Roma llega a ser interesante hasta en su subsuelo! De hecho, bajo de su tierra se encuentran más de sesenta catacumbas, que se remontan a la época de los primeros cristianos de la urbe. Por al menos tres siglos, se enterraron miles de cristianos en estos sepulcros fuera de las murallas de Roma, ya que la ley de esos años impedía inhumar los cuerpos en el interior de la ciudad. Se crearon entonces catacumbas de decenas de kilómetros de laberintos subterráneos. Podrás visitar algunas partes de ellos, acompañado por un guía que te contará todos los secretos más interesantes.

De todas las catacumbas existentes en la urbe, destacaríamos la de San Callisto, donde en sus 20 km de túneles están enterrados dieciséis papas y algunos mártires cristianos. El billete entero cuesta 8 euros y 5 para niños de 7 hasta 16 años. En este link, encontrarás toda la información sobre los horarios.

Otras de las mejores catacumbas qué ver en Roma son las de San Sebastián y de San Priscila. Dedica tiempo a estos lugares sólo si te quedas más de cinco días en la capital.

Piramide Cestia

¿Qué pinta una pirámide egipcia de 36 metros en el centro de Roma? Para que no falte nada, la ciudad eterna ofrece a sus visitantes también una estructura típica del antiguo Egipto. En al año 12 a.C. fue encargada por el magistrado Caio Cestio, el cual siempre había deseado ser enterrado en una pirámide. Estamos hablando efectivamente de los años sucesivos a la conquista de Egipto, y la increíble cultura de esta nueva colonia tenía una gran influencia sobre todo en la parte más alta de la sociedad. Internamente está construida de ladrillo y recubierta externamente de mármol, para que parecería más a una verdadera pirámide. Se tardaron sólo 330 días para edificarla.

Se puede visitar el interior de la pirámide con un guía, para admirar los frescos y conocer más de su curiosa historia. Si te interesa, compra la entrada en la web oficial en este link. El coste es de 5,50 euros más 2 € de preventa y gratis para menores de 12 años. El monumento abre cada tercero y cuarto sábado del mes y también los domingos. Cierra sólo en el mes de agosto.

Al lado de la pirámide notaras también la bonita Porta San Paolo, una de las antiguas puertas de entrada de la famosa Muralla Aureliana. En las inmediaciones de ella, en el 1943 se combatió una cruenta batalla entre italianos y alemanes.

Las fuentes de Bernini en Piazza Barberini

Gracias a su posición, Piazza Barberini es uno de los ejes neurálgicos de la ciudad. Desgraciadamente, la zona es muy traficada, pero la fontana del tritone de Bernini cautivará igualmente tu atención. Encargada por Papa Urbano VIII Barberini, en ella se observan cuatro delfines que soportan el Dios del mar Tritone. En su mano posee una concha desde la cual sale el agua. El papa encargó también al gran escultor otra pequeña fuente, para que los caballos pudieran beber desde ella. La fontana delle api se llama así porque en ella Bernini talló tres abejas, símbolo de la familia Barberini.

Si no tienes mucho tiempo, puedes evitar pasar por esta plaza y dedicar más tiempo a otras atracciones más importantes.

Chiesa di Santa Maria della Concezione dei Cappuccini

Cerca de Piazza Barberini, se encuentra también una de las atracciones más particulares de la ciudad, y seguramente una de las más macabras. El cardenal Barberini en el siglo XVII ordenó que los restos de los hermanos Capuchinos fuesen trasladados a la cripta del templo. Lo curioso es que exigió que los huesos fuesen sucesivamente organizados de forma “artística” en las seis capillas de la cripta. De este modo se crearon diferentes «formas decorativas» con los 4.000 huesos de los religiosos.

Esta original cripta se puede visitar todos los días de 09:00 a 19:00, con un coste de 6 euros. El precio es de cuatro euros para menores de 18 y mayores de 65 años. No aconsejamos la visita a personas sensibles o demasiado jóvenes.

Piazza del Quirinale

Ver la plaza Quirinale en Roma
Cambio de la guardia en plaza Quirinale

El Quirinale es una de las siete colinas de la ciudad. No es uno de los imprescindibles qué ver en Roma, pero en él se encuentra la enorme plaza del Quirinale. En ella, se halla el palacio donde trabaja el presidente de la república italiana. Hay que destacar que es el sexto palacio más grande del mundo. Se pueden visitar algunas de sus estancias más bonitas y sus jardines acompañados por un guía. Recuerda que es necesario reservar con al menos cinco días de antelación en la web oficial. La visita guiada, sin embargo, se realiza sólo en italiano.

En la plaza se puede admirar también la bonita fuente de Cástor y Pólux. En el centro posee un obelisco realizado en Egipto, procedente del mausoleo de Augusto. Además de esto, los domingos a las 16:00 se realiza un fascinante cambio de guardia.

Si estás de paso en la zona, echa un vistazo a esta plaza tan importante de Roma, sin embargo si tienes poco tiempo a disposición, puedes prescindir de ella.

Los museos qué ver en Roma

Como podrás imaginar, la oferta de museos en Roma tiene pocos rivales. En la ciudad se pueden contar más de 150 de ellos, así que se necesita elegir los que de verdad merecen nuestro precioso tiempo. Sin ninguna duda un imprescindible qué ver en Roma son los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina pintada por Miguel Ángel.

pintura de miguel angel capilla sixtina en Roma
Pintura de la Capilla Sixtina

Otro museo imperdible en la capital son los Museos Capitolinos, que no es nada menos que el museo público más antiguo del mundo. En él, podrás admirar la famosa escultura de la Loba capitolina, uno de los símbolos más famosos de la ciudad eterna.

Si eres un apasionado de pintura, seguro te interesara mucho la amplia oferta de cuadros de la Galería Borghese. En su colección, resaltan obras de pintores muy célebres como Tiziano, Caravaggio, Rafael, Domenichino, Rubens y esculturas de Bernini. Un must see para los amantes del género.

La Galería Doria Pamphili es un museo muy interesante porque combina una extraordinaria colección privada de cuadros con la visita a los hermosos apartamentos, salones y capilla de la familia Pamphili. El audioguía además te explica de manera muy interesante las obras presentes en el museo.

Qué ver en Roma gratis

Con todos los lugares turísticos que ofrece Roma, estarás pensando que tendrás que gastarte un dineral para entrar en todas las atracciones que te interesan. Por suerte, la ciudad eterna es benevolente con los turistas que la visitan, puesto que les dona una gran variedad de planes gratuitos entre los cuales elegir. Para ayudarte a ahorrar, te listamos entonces los sitios más populares qué ver en Roma gratis.

Ruta por Roma gratis

  • ¿Quieres disfrutar de un día de playa cerca de Roma? ¡Pues es posible! Descubre las más bonitas 😁
  • Dirígete hacia la Piazza del Colosseo, donde tendrás la suerte de admirar desde el exterior una de las siete maravillas del mundo moderno, el Coliseo. Además échale un vistazo al bonito Arco de Constantino y al foro romano. ¡3 por 1!
  • Quédate boquiabierto delante de los mosaicos de la basílica de San Clemente.
  • Vive la ciudad en sus preciosas plazas: Piazza del Popolo, Piazza di Spagna, Piazza Navona, Piazza del Quirinale, Campo de’Fiori y Piazza del Campidoglio.
  • Admira el precioso símbolo patriótico italiano, el majestuoso Vittoriano en Piazza Venezia.
  • Echa un vistazo a los restos de los templos más antiguos de la ciudad en el Área sacra de Largo Torre Argentina.
  • Entra en el Panteón, el monumento más visitado de Roma. ¡Es gratuito!
  • Lanza tu monedita en una de las fuentes más bonitas del mundo, la Fontana di Trevi.
  • Descubre los escaparates más bonitos en Via del Corso, del Babuino e di Ripetta. Mirar es gratis, comprar no 😁.
  • Visita gratis las impresionantes decoraciones de las cuatro preciosas Basílicas Papales.
  • Goza de una perfecta mezcla entre historia y naturaleza en Giardini di Villa Borghese.
  • Disfruta de la tranquilidad de la zona del Aventino, desde su Jardín de los naranjos hasta el Roseto comunale.
  • Descubre un poco de Egipto en la ciudad con la Pirámide Cestia y los trece obeliscos.
  • Pasea por los barrios de Trastevere y Testaccio para descubrir la verdadera esencia de Roma.

Por último, si viajas con tus hijos, recuerda que la mayoría de los lugares turísticos de Roma ofrecen la entrada gratuita para jóvenes menores de 18 años.

Pasear por Trastevere en Roma
Pasear por el barrio de Trastevere

Qué ver en Roma de noche

Si eres como nosotros y a veces no paras de visitar ni por la noche, estás de suerte, porque Roma es un lugar genial también para ver cosas en horario nocturno. Esto se debe a que los monumentos principales de la ciudad están perfectamente iluminados. Aprovechando esto, vemos entonces cuales son los mejores sitios qué ver en Roma de noche.

  • Visita el conocido Clivo di Acilio, una vía llena de miradores hacia el foro Imperial. ¡Las vistas son de infarto!
  • El Coliseo es precioso también por la noche. ¡A nosotros nos ha gustado hasta más en su versión nocturna! Además, para evitar colas y caos diurno, puedes reservar con antelación una visita por la noche al interior del anfiteatro.
  • También los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina se pueden visitar por la noche. Para nosotros es una óptima idea para evitar los KILÓMETROS DE COLA que hemos visto por el día.
  • Piazza di Spagna, Piazza San Pietro, Piazza Navona, Piazza del Campidoglio son plazas de Roma requetebonitas de noche.
  • Toma tu lugar en el puente Umberto I y goza de la increíble vista del Puente Sant’Angelo y de la capilla de San Pedro, ambos iluminados. ¡Una de las mejores cosas que podrás hacer de noche en la capital!
  • Disfruta con más calma y sin agobio la Fontana di Trevi. ¡Verás que es mucho mejor visitarla de noche!
  • Cena en las terrazas de plaza Campo de Fiori con el mejor ambiente nocturno de Roma.
  • Si te gusta la marcha, te aconsejamos los barrios de Trastevere y Testaccio. ¡Tienen los mejores bares, locales y discotecas del centro de Roma!
que visitar en Roma de noche
Preciosa vista de Roma de noche

Qué ver en Roma con niños

Con todas las atracciones que hay que visitar en Roma, los niños se pueden cansar pronto de caminar. Por esto, hay que pensar en algunas actividades que puedan entretenerlos para que la visita a la ciudad eterna se les haga más amena. Por suerte la capital italiana sabe satisfacer también las exigencias de los padres con sus pequeños, ofreciendo varios lugares donde puedan divertirse. A continuación, os damos algún consejo sobre qué ver en Roma con niños.

Visita las atracciones de Roma con los niños

  • Llévalos a ver el Coliseo, es tan bonito que se quedarán boquiabiertos. Además en su plaza, se encuentran personas disfrazadas de gladiadores que querrán ofrecerte una foto con ellos a cambio de alguna moneda. ¡Seguro que sacaran una sonrisa a tus pequeños!
  • Déjales tirar una moneda en la fontana di Trevi. Cuidado que no te vacíen la cartera 😅.
  • Cuéntales la historia de la Bocca della Verità, seguro que les llamará la atención. Cada miembro de la familia podrá probar a insertar la mano en la boca de la escultura, ¡será muy divertido!
  • Toma un delicioso helado italiano o una granita en uno de los muchos bares con terraza del Trastevere, o en la escalera de Plaza de España para descansar un poco.
  • Subir al Gianicolo para disfrutar de la mejor vista de Roma. Asimismo, en esta zona se realizan dos actividades que suelen gustar a los niños: las actuaciones de marionetas del Teatro Pulcinella y el disparo cada día a las 12 del antiguo cañón del Gianicolo (sin proyectil, sólo una salva).
  • Impulsa su fantasía en el castillo de Sant’Angelo, gracias a sus numerosos pasadizos, patios, balcones, prisiones y escaleras. ¡Les recordará a los castillo de los cuentos!
  • Encuentra un poco de descanso, sombra y paz en los magníficos jardines de Villa Borghese.
  • No te pierdas cada domingo a las 16 el cambio de la guardia del palacio del Quirinale, una exhibición muy curiosa, también para los más pequeños.
  • Déjales correr detrás de las pompas de jabón creadas por los artistas callejeros de Piazza del Popolo.
comer helado italiano en Roma
Comer helado artesanal en Roma

6 Sitios dedicados a los niños en Roma

  • Time Elevator: Gracias a este espectáculo de cine los más pequeños podrán conocer la historia de Roma sin aburrirse. Podrán hacerlo a través de divertidas experiencias 3D y estereoscópicas.
  • «Explora.» Museo para niños: Una verdadera pequeña ciudad creada exclusivamente para niños donde podrán tocar, experimentar y examinar varios temas como robótica, alimentación y ciencia.
  • El Museo de Leonardo da Vinci: En este museo los niños podrán observar las réplicas de más de 200 máquinas que inventó el genio toscano. Más de sesenta de ellas están puestas en marcha, así que la visita se hace amena e instructiva.
  • Technotown: Este espacio alberga nueve salas en las cuales los más pequeños podrán relacionarse con la tecnología, gracias a juegos y experiencias educativas, y al mismo tiempo, divertidas.
  • El EurPark: Es un divertidísimo parque aventura situado a 12 kilómetros del centro de Roma. Aquí se pueden encontrar tirolinas entre arboles, deportes como tiro con arco, pistas de carreras, guerra de láser, etc.
  • Villa Borghese: El mejor sitio de Roma para los niños. En este espacio, podréis visitar el Bioparc, el zoo de Roma. Junto a este parque, se halla un bonito lago con ocas, patos y barcos para remar en él. Otras atracciones para los peques son el cinema dei Piccoli (con pistas de coches, bicis y tiovivos), el museo de zoología y la ludoteca con juegos y salas de disfraces.

Qué ver en Roma en un día

Como os podéis imaginar, ver Roma en un día es imposible. Pero si en vuestra ruta por Italia estáis de paso por la capital italiana, hay que aprovechar el tiempo en una de las urbes más bonitas del mundo. Lo ideal es ver algunos de los imprescindibles lugares turísticos de Roma, que se encuentren uno cerca del otro. Por este motivo, te aconsejamos comprar el billete para el Parque arqueológico del Coliseo que incluye la visita a esta maravilla del mundo moderno, pero también del Foro romano, el Palatino y los Foros imperiales.

Los cuatro son lugares turísticos de Roma que no te puedes perder, y tienes la suerte que estan al precio de uno. Te recomendamos que compres el billete en internet, que te permita saltar las colas de la taquilla, ya que suelen ser muy largas. Para acabar el día, dirígete al cercano monumento Vittoriano en Piazza Venezia y sube la escalera para tener una olvidable vista de la ciudad.

Qué ver en Roma en 2 días

Si vuestra Ruta por Roma es de dos días, te aconsejamos dedicar el primero, como ya hemos dicho, al parque arqueológico del Coliseo y al Vittoriano. Para que tu visita a la capital sea más completa, el segundo día visita la majestuosa Plaza San Pedro con su preciosa basílica. Acuérdate de comprar anteriormente la entrada en internet para visitar otros dos imprescindibles de la ciudad eterna, los Museos Vaticanos y la maravillosa Capilla Sixtina pintada por Miguel Ángel. Acaba esta bonita jornada viendo el precioso Castillo Sant’Angelo y a continuación dirígete al puente Umberto I para ver un atardecer inolvidable con la vista del puente Sant’Angelo y de la cúpula de la Basílica de San Pedro iluminados. ¡Te enamoraras!

Qué ver en Roma en 3 días

Con tres días en Roma, ya podrás empezar a hacerte una idea de lo increíble que es esta ciudad. Después de haber flipado los primeros dos días con la parte más antigua de Roma y el Vaticano, la tercera jornada la podrás consagrar a dos sitios icónicos de la capital: La Fontana di Trevi y el Panteón. Sigue paseando por el centro y descubre las maravillosas plazas de la urbe: Plaza de España, Plaza Navona, Plaza del Campidoglio y Plaza del Popolo. A estas alturas, estarás oficialmente enamorado de Roma 😍.

Qué ver en Roma en 4 días

En cuatro días en Roma podrás realizar una ruta satisfactoria por la urbe. Después de haber visitado lo que hemos ya mencionado los primeros tres días, la cuarta jornada la podemos dedicar a zonas más tranquilas, pero igualmente preciosas de la ciudad. Estamos hablando de la colina Aventino, con sus románticos Jardines de los naranjos y el Roseto comunale, acabando en el Circo Máximo. Por la tarde, visita el interior de dos de las iglesias más importantes del mundo: La basilica di Santa Maria Maggiore y la Basilica San Giovanni in Laterano. Acaba el día cenando en la animada plaza de Campo dei Fiori.

Qué ver en Roma en 5 días

Cinco días son un tiempo ideal para visitar la capital de Italia. Los primeros cuatro días habrás visitado los principales lugares turísticos de Roma, así que la quinta jornada puedes destinarla a descubrir uno de los barrios más auténticos del centro: el Trastevere. Para que el final de tu viaje a Roma sea inolvidable, por último, sube a la colina de Gianicolo para tener el mejor panorama de la urbe. ¡Estamos seguros que ya tendrás ganas de volver a la ciudad eterna!

Conclusión

En este articulo hemos intentado decirte todo lo que hay qué ver en Roma. No ha sido una tarea fácil, ya que la capital tiene tantas cosas que visitar, que seguro nos habremos olvidado alguna atracción interesante. Entonces, te animamos a que nos ayudes a completar esta lista con otras cosas que te hayan enamorado de Roma. Por otro lado, sabemos que es difícil organizar un viaje a Roma con todo lo que hay que ver. Si necesitas ayuda, escribenos un comentario y como siempre, ¡intentaremos resolver tus dudas!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies