Todo sobre la Basílica de San Francisco de Asís

Uno de los lugares más impresionantes que ver en Italia es la Basílica de San Francisco de Asís. Obviamente, no lo decimos solo nosotros, pues en el año 2000 el comité UNESCO adhirió la Basílica de Asís en el Patrimonio de la Humanidad de Italia.

Seas creyente o no, te recomendamos ver con tus propios ojos la Basílica de San Francisco de Asís, pues esconde algunas de las mayores obras de arte del país. Cada año, devotos de todas las partes del país, e incluso del mundo, llegan a la Basílica de San Francisco de Asís para peregrinar al santo y experimentar las celebraciones eclesiásticas junto a los monjes de la Orden Franciscana.

A continuación vamos a hablarte sobre su historia y su arte, los datos históricos de interés y todo lo necesario para que tu visita a la Basílica de Asís sea perfecta.

La basílica de Asís
Vistas de la Basílica de San Francisco de Asís

Breve historia sobre San Francisco de Asís

San Francesco nace en Asís (Assisi en italiano) el año 1181 y con tan solo 20 años combate para defender su ciudad en la batalla contra Perugia, donde es capturado y trasladado a la prisión de la ciudad.

Con 24 años comienza con su cambio de vida, dedicándose de lleno a rezar, realizando un peregrinaje a Roma y renunciando a los bienes familiares.

Su vocación apostólica nace tras escuchar el evangelio en una misa en la Basílica de Santa María de los ángeles. Se encuentra ubicada en la parte baja de la ciudad, (la que también es un imprescindible que ver en Asís) y en su interior alberga otro templo, conocido como «La Porziuncola«. Ya en el año 1208 comenzaron a reunirse a su alrededor los primeros compañeros, formando la primera Orden Franciscana.

San Francisco renunció a sus riquezas viviendo en solidaridad con los pobres, y también era amante del medio ambiente y de todos los seres vivos. Tras una vida dedicada a ayudar a los necesitados y a Dios, el 3 de octubre de 1226 fallece en la Porziuncola. Al día siguiente su cuerpo fue trasladado provisionalmente a la Capilla de San Giorgio, en el interior de la Basílica de Santa Clara en Asís.

El 16 de julio de 1228, tras dos años de su fallecimiento, el Papa de la época, Gregorio IX, puso la primera piedra de la actual Basílica de San Francisco de Asís. Por supuesto, el templo se creó en honor al santo.

¿Dónde está enterrado San Francisco de Asís?
San Francisco de Asís

¿Dónde esta enterrado San Francisco de Asís?

El 25 de mayo de 1230 el cuerpo del santo fue trasladado a la nueva basílica. Por tanto, es allí donde están los restos de San Francisco de Asís desde aquel día.

Si quieres ver el lugar donde descansa, puedes entrar a la webcam en directo, la cual está ubicada en la cripta de la Basílica de San Francisco de Asís.

Debes saber que San Francisco eligió ser enterrado en la colina inferior de Asís donde se realizaban las ejecuciones y se enterraban a los malhechores. Y por este motivo, la Basílica de Asís fue erigida en este lugar.

La basílica de San Francisco de Asís

En cuanto te encuentres en la parte baja de la ciudad y veas a lo lejos la imponente construcción, vas a sorprenderte. Mientras te vas acercando, las dimensiones del templo se van duplicando, y a medida que la imagen es más nítida, ¡mayor es el asombro debido a su gran envergadura!

Lo primero que debes saber es que el imponente templo se divide en tres iglesias sobrepuestas: la cripta donde yace el santo, la basílica inferior y la basílica superior de Asís. ¡Vamos a ver cada una de ellas en detalle!

Construcción

En el momento de la construcción de este gran santuario, el santo ya era conocido mundialmente, por lo que llegaron ofrendas desde varias partes del mundo. Gracias a esto, el complejo se realizó en algo más de un siglo, y para su construcción acudieron los mejores artesanos y pintores de la época.

Desgraciadamente, en el año 1997 la tierra tembló hasta en dos ocasiones, provocando importantes daños en la estructura e interior de la basílica de Asís. Además de figuras, bóvedas, decoraciones y otros desperfectos, 30.000 metros cuadrados de frescos medievales se convirtieron en pedazos.

Afortunadamente y gracias a técnicos, voluntarios y millones de donaciones, el templo se restauró. Aunque por supuesto el estado italiano también aportó su granito de arena. Tras dos años intensos de labores, en los que la Basílica de San Francisco de Asís permaneció cerrada, y posteriores y continuos arreglos, el templo hoy en día se asemeja bastante a lo que un día fue. Aunque lamentablemente solo se recuperó el 20% de los fragmentos de los frescos medievales. Se estima que los escombros llegaron a ser unos 120.000 pedazos.

Nosotros visitamos la iglesia en septiembre de 2020 y aún habían andamios y personal trabajando en parte de la basílica superior de Asís.

La Basílica de Asís de lejos
La Basílica de San Francisco de Asís desde lejos

Basílica superior de Asís

Ahora que conoces un poco sobre la historia de la Basílica de San Francisco de Asís vamos a entrar en detalle, y vamos a centrarnos en la basílica superior de Asís.

Exteriormente será la primera que veas, aunque el interior es la última parada del recorrido interno. Está enteramente realizado en piedra del Monte Subasio y posee tanto elementos en estilo gótico como en románico lombardo. En la fachada de la basílica superior de Asís destaca el grandioso rosetón central, el cual acapara enseguida la mayor parte de las miradas.

La iglesia superior es la más imponente en cuanto a dimensiones y a su vez es también la más luminosa. Posee una única nave central, la cual termina con un ábside.

El interior de la parte superior de la Basílica de San Francisco de Asís fue completamente pintada con impresionantes y coloridos frescos. El ciclo de pinturas más importante se le atribuyen al pintor italiano Giotto, uno de los precursores y creadores del Renacimiento en Italia.

A los frescos del artista florentino se les conoce por «la Vida de San Francisco«, debido a que en las veintiséis escenas se representa la vida del santo. Desde su juventud hasta su muerte, los diferentes episodios narran una biografía de San Francisco. Si quieres leer más en detalle sobre la secuencia narrativa de las pinturas, te aconsejamos visitar este apartado de Wikipedia.

Además de la vida del santo, se representan también historias de la Virgen María, de los Apóstoles y los Ángeles.

Por último, en la parte superior de la nave se observa un conjunto de treinta y cuatro escenas de la Biblia originarios de entre los siglo XIII y XIV. Entre las diferentes pinturas se pueden ver episodios como el de la creación o la construcción del arca de Noé. También se pueden admirar obras referentes al Nuevo Testamento.

Interior de la Basílica Sperior de Asís
Interior de la Basílica superior de Asís

Iglesia inferior

Probablemente sea la iglesia italiana más fascinante que hayan visto nuestros ojos, con permiso de maravillas como la Cartuja de Pavía, la Basílica Abadía de San Pedro en Perugia o la Basílica de Santa Maria Maggiore de Bérgamo (entre muchas otras).

El acceso al complejo de Basílica de San Francisco de Asís inicia entrando por la puerta principal del templo inferior. Lo primero que notarás es el precioso pórtico gótico y el rosetón central, que aunque de dimensiones menores que el de la basílica superior de Asís, ¡es también precioso!

Una vez en el interior, es probable que tu primera reacción sea quedar completamente boquiabierto, o al menos es lo que nos sucedió a nosotros. Y es que es indescriptible la belleza que posee el interior del templo. Creo que no hay un rincón sin decorar, pues cada lugar está pintado con un extraordinario fresco.

Lo primero que debes saber sobre esta iglesia es que su planta posee forma de «Tau», la cruz es el mayor símbolo franciscano y lo verás en todos los negocios de souvenirs de Asís.

A finales del siglo XIII se realizaron modificaciones en el templo, añadiéndose varias capillas laterales. Esto obligó al cierre de las ventanas y por consiguiente se creó una atmosfera oscura. Además también llevó a la perdida de algunos fragmentos de varios frescos, los cuales narran Historias de la Pasión de Cristo,

Una de las mayores obras de arte que contiene la Basílica de San Francisco de Asís es el Altar Mayor. Se trata de un altar papal realizado en estilo gótico y completamente cubierto con impresionantes frescos. La ubicación del mismo se corresponde con la tumba del santo, el cual se encuentra en la cripta.

Las diferentes pinturas, al igual que en la basílica superior de Asís, son obras de Cimabue, Giotto y otros grandes artistas de Toscana y Umbria.

Altar mayor de la Basílica de San Francisco de Asís
Techo del altar mayor de la Basílica de San Francisco de Asís

Tenemos que decir que las fotos del interior de la Basílica de San Francisco de Asís no hacen justicia a la realidad. ¡No hay nada como verlo con tus propios ojos!

Cripta y tumba de San Francisco

En mitad de la iglesia inferior existen dos escaleras que te llevarán a la cripta, donde yacen los restos de San Francisco de Asís.

En la cripta no esperes obras de arte ni ostentosas decoraciones, pues las paredes y techos están completamente lisas. Aún así el lugar es el más importante de la Basílica de San Francisco de Asís, y no solo porque aquí descanse el santo, sino porque es uno de los pilares principales que sostiene la iglesia inferior.

Fray Elías, antes de fallecer, construyó la celda funeraria que hoy en día custodia los restos de San Francisco de Asís. En el interior de la baranda hay un sarcófago, el cual contiene una urna transparente donde se encuentran los restos del santo. El último reconocimiento de los restos se hizo el 25 de marzo de 2015. Si te interesa, puedes ver un video de la celebración y leer más en detalle en esta interesante noticia.

Otros elementos de la Basílica de San Francisco de Asís

Dentro del complejo existen otros lugares de los que también queremos hablarte:

  • Campanario de la Basílica de San Francisco de Asís: la construcción de la torre del campanario finalizó en el año 1239. En el interior del mismo posee un total de siete campanas. De su decoración destacan las pilastras y las diferentes arcadas.
Campanario de la Basílica de Asís
El campanario
  • Convento y biblioteca: el Sagrado Convento y la biblioteca no se pueden visitar, pero has de saber que forman parte del complejo de la Basílica de San Francisco de Asís.
  • El claustro: cuando te dirijas a la salida atravesarás las escaleras ubicadas detrás del altar mayor, que te conducirán a la terraza del gran claustro de la basílica de Asís.
Claustro de la Basílica de Asís
Claustro de la basílica
  • Museo del Tesoro: en la terraza además puedes acceder al Museo, el cual alberga una recopilación de objetos religiosos y pinturas conocida como «el Tesoro de la Basílica de San Francisco». El horario de entrada es de lunes a sábado de 09:30 a 18:00 horas. Los domingos abre de 11:00 a 17:00 horas.
  • Tienda: en el interior del complejo también hay una tienda de recuerdos.

Bosque de San Francisco de Asís

Saliendo por la puerta principal de la Basílica Superior de Asís a la izquierda de la misma verás los muros de una muralla. En ella se encuentra la puerta de acceso al Bosque de San Francisco de Asís.

El lugar fue restaurado y hoy en día es posible recorrerlo en la más absoluta paz y tranquilidad. Además de la belleza del lugar en sí, llegando a la cima te encontrarás una maravillosa sorpresa, la posibilidad de admirar el conocido como el «Tercer Paraíso«. Se trata de una obra de arte realizada con más de 100 olivos.

El bosque abre sus puertas de martes a domingo, excepto los lunes que permanece cerrado (salvo si coincide con un día festivo). En cuanto a los horarios de apertura varían en función de la época del año.

  • De abril a septiembre: de 10:00 a 19:00 horas
  • Otibre, noviembre, diciembre y marzo: de 10:00 a 16:00 horas.
Bosque de San Francisco
Bosque de San Francisco

Visitar la Basílica de San Francisco de Asís

La Basílica de San Francisco de Asís se puede visitar en calidad de turista o como los más de 5 millones de peregrinos que la visitan cada año. Si lo deseas, también puedes asistir a las ceremonias litúrgicas. Sea como sea, debes saber que existen horarios diferentes para cada tipo de visitante, así que te dejamos los horarios correspondientes a continuación.

Apertura de la basílica

Los turistas se pueden regir por estos horarios:

  • Basílica Superior: abierta de 08:30 a 12:00 y de 14:30 a 17:50. Excepto los miércoles cierra a las 17:30.
  • Iglesia inferior: abre todos los días de 6:00 a 12:00 y de 14:30 a 19:30. Menos los miércoles también cierra a las 17:30.
  • Tumba de San Francisco: de 6:00 a 12:00 y de 14:30 a 18:00. Exceptuando los miércoles que cierra a las 17:30 y los domingos a las 19:00 horas.

Te aconsejamos siempre verificar los horarios antes de tu visita en la web oficial, ya que pueden variar a menudo.

Santas Misas

  • Días laborables: a las 07:15, las 11:00 y las 17:00 horas.
  • Festivos: a las 09:00, 10:30 y 18:30.

Si además de lo anterior perteneces a un grupo de peregrinos, debes saber que debes reservar el acceso con al menos una semana de antelación. Además, también es posible solicitar una visita por el complejo de la Basílica de San Francisco de Asís junto a uno de los frailes. Para todo este tipo de reservas accede a la web oficial de la basílica.

Exterior del templo
Fotografía tomada en el exterior de la iglesia

Información importante

El complejo de la Basílica de San Francisco de Asís es completamente gratuito. Para acceder a la misma te sugerimos acceder con hombros y rodillas cubiertos, aunque no es un requisito indispensable, ya que los frailes ofrecen telas para cubrirte.

Si deseas disfrutar de una visita completa te sugerimos dirigirte a la oficina de información, situada frente a la entrada de la iglesia inferior, pues disponen de audioguías para los interesados.

Mapa con la ubicación de la Basílica de San Francisco de Asís

Seguro que no te cabe duda de que la Basílica de Asís se encuentra en la ciudad homónima, ubicada en la región italiana de Umbria. A continuación hemos querido indicarte en el mapa donde se encuentra con exactitud, y también hemos señalado la Porciúncula, el lugar donde el santo falleció.

Conclusión

La Basílica de San Francisco de Asís es uno de los lugares más impresionantes que existen y hablarte de su construcción, la historia del santo y describirte su belleza ha sido un placer. ¡Esperamos que te haya gustado tanto como a nosotros hacerlo! Si quieres continuar con la lectura religiosa, te proponemos las iglesias más desconocidas y bonitas de Milán, ¡alucinantes! Por último, queremos invitarte a nuestra newsletter gratuita, ¡para que descubras las bellezas de Italia con nosotros!

Responsable:Elísabet Antolín Finalidad:Envío newsletter Legitimación:Tu consentimiento Destinatario:Tus datos serán guardados en Mailchimp, mi proveedor de email marketing que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy Shield Derechos: Acceso, rectificación, modificación de tus datos

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Elisabet Antolin Reigadas.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies