Un día en Milán: La mejor ruta HECHA POR LOCALES

En esta ruta de un día en Milán vamos a tratar de enseñarte los lugares más imprescindibles de la capital de la moda. Pero también, queremos ayudarte a organizar tu viaje, de modo que aproveches al máximo el tiempo.

Si ya nos conoces, sabrás que vivimos en Bérgamo, una ciudad que se encuentra a unos 50 kilometros. Es por ello, que hemos visitado decenas de veces la capital lombarda y nos la sabemos al dedillo. Así que, te contaremos algún consejito de esos que ofrecen sólo los locales.

Consejos para aprovechar al máximo un día en Milán

Si dispones sólo de un día en Milán, lo primero que queremos es darte algunos tips para que sepas cómo aprovechar al maximo tu dia en la ciudad.

  • ¿Cómo llegar a Milán? Te dejamos este artículo para que independientemente del medio de transporte que utilices, sepas cómo acceder a la capital de Lombardía.
  • ¿Dónde dormir en Milán? Si dispones de un día en Milán, necesitarás encontrar un alojamiento cerca del centro, o bien, cerca de la Estación Central. De este modo, estarás cerca de los principales monumentos a visitar. También podrás desplazarte con facilidad, sobre todo si regresas a casa desde el aeropuerto.
  • ¿Dónde comer en Milán? Por esto no te preocupes, porque en este artículo de un día en Milán, te proponemos dónde comer en base al itinerario. Si de todas formas prefieres comer en otro lugar, puedes descubrir mil restaurantes, bares, pizzerías…pinchando en el link. ¡Por ideas no será!
  • ¿Cómo moverse por la ciudad? Aunque te aconsejamos moverte a pie, queremos mencionarte los abonos de transporte. Ya que dependiendo de dónde se encuentre tu alojamiento puede que te interese. En resumen, un billete sencillo de metro cuesta 2 €. Si vas a realizar más de dos viajes en metro, te conviene el abono de 24 horas (válido desde la hora de validación). Su coste de es de 4,50 €. Así que te aconsejamos que calcules el tiempo a pie desde tu hotel hasta el casco histórico y pienses si vas a tomar transporte público o no para llegar e irte de allí.
  • Reservas de atracciones a visitar: Decide con antelación los lugares que vas a visitar e informate si es necesario reservar la entrada con antelación. En el caso de nuestra ruta de un día en Milán, te recomendamos la visita para ver La Última Cena. Así que, debes saber que es necesario reservar tus entradas al menos con dos o tres meses de antelación.

Ahora que ya sabes todo lo necesario para que nada falle en tu viaje, empezamos con la ruta de un día en Milán. ¡Vamos! ¡no hay tiempo que perder!

Impresionarse con el Duomo de Milán

Me vais a perdonar, pero la visita no puede iniciar por otro lugar. Te recomendamos llegar a primera hora del día, puesto que es el lugar más turístico de la ciudad.

Duomo de Milán
Plaza del Duomo de Milán

El imponente Duomo es una visita más que imprescindible. No solo por su indiscutible belleza sino también porque es una de las catedrales católicas más grandes del mundo. Imagina, unos 150 metros de altura y capacidad para unas 40.000 personas. ¿No te resulta imponente? Aprovecha y fíjate en cada detalle de su fachada, sus estatuas…¡todo!

El templo abre sus puertas a las 08:00 de la mañana (la entrada es gratuita), así que una vez que hayas admirado el exterior puedes proseguir visitando el interior. De éste, llamará tu atención las largas y blancas columnas de mármol. Fíjate también en sus enormes ventanas, que desde bien pronto permiten pasar la luz, formando preciosas tonalidades.

Continuando con la visita, no olvides echarle un vistazo a la enorme plaza en la que te encuentras, ya que es el centro neurálgico de Milán. En ella también, se desarrolla parte de la vida de la ciudad, por lo que te aconsejamos pararte por algunos minutos y observar la ciudad. En los alrededores de esta plaza, verás también hermosos edificios, pero seguro que hay uno que llama más tu atención.

Pasear por la Galería Vittorio Emanuele

El edificio que destaca respecto a los demás es la Galería Vittorio Emanuele. Ahora sí, dirígete hacia él.

Galería Vittorio Emanuele
Fachada principal de la Galería Vittorio Emanuele

Mientras vas acercandote, enseguida llamará tu atención su impresionante techo acristalado. Este histórico edificio no es otra cosa que una importante galería comercial. En ella, encontrarás boutiques de lujo como por ejemplo Prada o Gucci.

Recorre la galería y cuando llegues al centro, fijate en el mosaico del toro de Torino que hay en el suelo del pasillo. Es tradición dar tres vueltas con el talón del pie derecho sobre las partes íntimas del toro (el agujero que hay en medio). ¿Esto para qué? ¡Pues para atraer la buena suerte!

Continua con el paseo por la galería, hasta salir por la puerta contraria a la que has entrado.

Imaginar las mejores óperas en el Teatro Scala

Nada más salir por la puerta, aparecerás en Piazza della Scala. Justo a la izquierda, se encuentra el emblemático edificio del teatro Scala.

Teatro Scala de Milán
Teatro Scala

Si sólo dispones de un día en Milán, tendrás que conformarte con ver el teatro desde fuera. Pero si regresas a la ciudad en otra ocasión y deseas vivir un espectaculo en primera persona, ten en cuenta que la Scala es uno de los más prestigiosos teatros de ópera del mundo.

Continuamos con la visita caminando por la calle via Santa Margherita, la cual te llevará a una simbólica plaza.

Regresar al pasado en Plaza Mercanti

Se trata de una parte importantísima del casco histórico de Milán, ya que en la antigüedad, esta plaza representaba el centro de la ciudad. Dentro de ella, encontrarás varios edificios importantes, como el Palazzo della Ragione o el Palazzo delle Scuole Palatine, entre otros.

Ademá de esto, es una bonita plaza, en la que sentir y percibir la historia de la ciudad. Lo que la hace más hermosa aún, además de ese aire antiguo de sus edificios, son sus números pórticos. Completando esta maravilla, en la parte central se halla la loggia degli Osii.

Para seguir hacia nuestra próxima parada, debes tomar la via cordusio.

Plaza Cordusio

Mientras caminas por la via cordusio, llegarás a la plaza del mismo nombre. En esta importante plaza se encuentra el Palazzo Broggi, el cual fue sede de la Bolsa de Milán entre los años 1901 y 1932.

Plaza Cordusio
Plaza Cordusio

Hoy en día, es una de las zonas más traficadas por los milaneses. Esta explanada ovalada, muestra hermosos edificios y estampas muy singulares, gracias al tranvía que pasa por ella. Además, se ha convertido en uno de los lugares más famosos de Instagram de la ciudad.

A continuación, sigue el camino por misma calle. A medida que vas avanzando, toma el nombre de via Dante.

Descubrir un símbolo de Milán: El Castello Sforzesco

Al final de dicha calle, llegarás a una rotonda, que reconocerás porque en el centro hay una estatua. Ésta es un monumento al militar Giusseppe Garibaldi. Atravesandola, habrás llegado a un símbolo de la ciudad, y por ello, un imprescindible en tu ruta de un día en Milán.

Castillo Sforzesco
Castillo Sforzesco

El Castillo Sforzesco alberga numerosos e importantes museos. Dicho esto, creemos que ninguno de ellos es imprescindible, teniendo en cuenta que pasarás sólo un día en la ciudad.

La famosa fortaleza data del año 1368, aunque no vayas a visitar ningún museo, es posible acceder al interior, así que ¡vamos a ello! Aprovecha y piérdete por cada rincón, y no olvides prestar especial atención a la Sala delle Asse, en la que Leonardo Da Vinci participó con la decoración.

Una vez que hayas visitado las partes gratuitas del castillo y hayas visto un poco más sobre la vida de los milaneses nos dirigimos al contiguo parque Sempione. Pero está vez no vamos a visitarlo a fondo, sino que pasearemos por él para llegar a nuestra parada culinaria. Al final del parque se halla la Trattoria Le Combattenti.

Como esta es una parada gastronómica, te recomendamos probar algo de la cocina tradicional milanesa. Puedes decantarte por un risotto alla milanese, la famosa cotoletta, o bien, una cassoeula si hace fresquito ese día. Ten en cuenta que en este restaurante se cocinan varios platos de la cocina tradicional. Además, de tener muy buenos precios, la cocina es lo más parecido a la de las abuelas italianas. Debes saber que es un lugar frecuentado prácticamente solo por locales, así que es el lugar ideal para vivir la experiencia como si fueras un milanés más, ¡te encantará!

Caminar por el parque Sempione y admirar el Arco de la Paz

Ya con la barriga llena, nos encomendamos a caminar un poquito para bajar la comida. Vuelve al parque de Sempione, y esta vez, detente en los lugares que más te interesen. Seguro que encontrarás lugares hermosos y agradables entre plantas y árboles. Además de esto, en la entrada del parque verás el precioso Arco della Pace, otro de los monumentos más emblemáticos. Por tanto, es otro de los imprescindibles que ver en tu ruta de un día en Milán.

Ver La Última Cena

Continuamos la ruta hacia la iglesia de Santa Maria delle Grazie. Ésta, destaca por albergar una de las mayores obras de Leonardo Da Vinci, La Última Cena. Visita más que imprescindible, y como te comentábamos al inicio del artículo, es necesario realizar la reserva con al menos dos o tres meses de antelación.

Última Cena de Leonardo Da Vinci
Cenacolo Vinciano

Si no lográs comprar entradas para el Cenacolo, tranquilo porque tenemos un truquillo. Poca gente lo sabe, pero si echas un vistazo aquí, quizás encuentres algún hueco libre, aunque busques con poca antelación. En alternativa, puedes reservar una visita guiada por Milán más entrada. Además de aprender mucho, también suele haber tickets, a pesar de que falte poco tiempo antes de tu viaje.

Tomar algo en las Columnas de San Lorenzo

La ruta de Milán en un día continúa en las Columnas de San Lorenzo. En esta plaza se desarrolla parte de la vida de los milaneses. Principalmente, es el lugar donde los habitantes de la ciudad se reúnen para empezar con la movida. Así que, lo mejor que puedes hacer es sentarte en alguna terracita, con una cervecita en mano y ver la vida pasar.

Por si no te has dado cuenta, hemos empezado con la parte más disfrutona de este itinerario de un día en Milán. Así que desde esta vivaz plaza, nos vamos a uno de los lugares más hermosos y con más ambiente de la capital lombarda.

Tomar un aperitivo en Navigli

Tanto tomar un aperitivo, como recorrer el canal Navigli, son dos de las experiencias que más nos gustan hacer en la ciudad. Ya te adelantamos, que este lugar te va a dejar tan buen sabor de boca, que querrás volver.

¿Qué te recomendamos hacer aquí? Pues pasear, admirar el paisaje, disfrutar del ambiente de la zona y ¡vivir la experiencia! Como te decíamos, no olvides entrar en uno de los bares para degustar un aperitivo. ¿Y qué es el aperitivo? Desde las 18:30 hasta las 20:30 aproximadamente, los locales de Italia ofrecen varias y pequeñas tapas de diferentes y deliciosas comidas. En esta zona además, muchos de los locales tienen buffet, por lo que puedes comer lo que quieras. Así que, más que un aperitivo, se convierte en una «apericena». Ten en cuenta que el coste del mismo es igual a la consumición, que durante el horario de aperitivo, es algo más elevado. Pero tranquilo, ¡merece mucho la pena!

Un día en Milán: Navigli
Ambiente en Navigli

Antes de irte, si aún no ha anochecido, te aconsejamos que esperes, merece la pena ver esta zona de noche. Las luces de los locales se reflejan en el agua del canal, lo que lo convierte en una estampa preciosa.

Mapa con la ruta de un día en Milán

A continuación te dejamos el mapa de la ruta de un día en Milán. Todos los lugares que tendrás que visitar están ordenados, así que solo tienes que seguir los números parealiar tu visita por la capital de la moda.

Conclusión

Ésta ha sido la última parada del viaje de un dia a Milán. Seguro que te has quedado con ganas de más ¿verdad?

Dependiendo del tipo de viajero que seas, es posible que te falte o sobre tiempo. En el primer caso, puedes prescindir de tomar algo en las Columnas de San Lorenzo, que aunque es un lugar muy particular, es el lugar más prescindible de esta lista.

Si por el contrario te ha sobrado tiempo y quieres ver otros lugares de Milán, en nuestro artículo tienes muchas otras propuestas. También te aconsejamos que pases por él para profundizar un poquito más sobre varios de los puntos de esta lista. Disfruta de tu viaje de un día a Milán y ¡vuelve pronto!

Si te ha gustado este artículo ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies