TODO lo que hay que visitar en el Vaticano

Que la Basílica de San Pedro es un lugar que hay que visitar en el Vaticano no es ningún secreto, pero seguro que no conoces muchos de sus secretos.

Por si aún tuvieras dudas, la Ciudad del Vaticano es oficialmente un estado ubicado en el interior de la ciudad de Roma. Concretamente es el más pequeño del mundo, con una superficie de 44 hectáreas. Y en tan poco espacio, el Vaticano alberga la Santa Sede, es decir, la máxima institución católica, dirigida por el Papa. Y por supuesto, es uno de los lugares que hay que ver en Roma.

Una de las cosas que más nos sorprenden es cómo puede ser posible que en un territorio tan pequeño se conserve tanta riqueza. Y lo mismo podemos decir del valor histórico, cultural y artístico. De hecho, no es casual que entrase a formar parte del Patrimonio de la Humanidad ya en el año 1984. Pero esto, lo descubriremos juntos más adelante.

Ahora que te has ubicado, prepárate para conocer lo que hay que visitar en el Vaticano, los lugares más evidentes y conocidos, y los detalles de este maravilloso lugar envuelto en la mágica Ciudad Eterna.

Para llegar a Ciudad del Vaticano puedes seguir los mismos pasos que para alcanzar Roma y después tomar el metro, o puedes reservar un cómodo traslado privado desde el aeropuerto hasta aquí.

Basílica de San Pedro: uno de los principales atractivos que visitar en el Vaticano

Comenzamos con la joya de la corona, la Basílica de San Pedro, la cual ostenta el titulo de iglesia católica más grande del mundo. Y vaya si es grande, ¡es inmensa! 218 metros de largo, 45 metros de alto y una cúpula que alcanza los 133 metros de altura. Con una superficie total de unos 23.000 metros cuadrados y la posibilidad de contener alrededor de unos 60.000 fieles. Te aseguro que te sientes realmente pequeño ante semejante majestuosidad.

La primera iglesia se edificó en el siglo VI, sin embargo el templo actual se construyó en el año 1506. Sus orígenes son realmente antiguas, y el lugar donde se encuentra no ha sido una elección casual. Y es que es en este preciso punto donde el Apóstol San Pedro fue sepultado, tras sufrir el martirio. La Necrópolis es otro lugar que hay que ver en el Vaticano, del que te hablaremos más adelante.

En la construcción de este importante lugar de culto han participado artistas importantísimos como Bramante, Rafael, Miguel Ángel o Bernini. Dado su importante valor histórico, cultural y artístico, seas creyente o no, ya ves que es un imprescindible que visitar en el Vaticano.

La basílica está conectada con los Palacios Vaticanos a través de un pasillo elevado, en donde se encuentra la que ha sido la residencia papal durante años.

Que ver en el Vaticano
Interior de la basílica

¿Sabías que también existe una residencia papal de verano? ¿Y sabías que el Papa Francisco la ha abierto al público por primera vez en la historia?
Si quieres aprovechar la ocasión para conocer las preciosas Villas Pontificias te recomendamos hacerlo a través de esta excursión con transporte, guía en español y entradas incluido.

Interior de la basílica

Cada detalle de esta mastodóntica iglesia sorprende, comenzando por su fachada, en la cual destacan sus gigantescas columnas y las figuras de San Pedro y San Pablo. En la parte superior destacan varias estatuas, entre las que se encuentran Jesucristo, San Juan Bautista y once de los doce apóstoles.

Ahora bien, acceder al templo es imprescindible si se quiere conocer todo lo que hay que visitar en el Vaticano. Si el exterior es abrumador, no te imaginas el interior. Comenzando con el inmenso y decorado pórtico, las diferentes puertas y cada uno de sus detalles, que también merecen una mención especial.

El interior se divide en tres naves diferentes. En las laterales se encuentran 45 altares diferentes y 11 capillas, donde se pueden encontrar obras de un valor inestimable. Entre los muchos lugares a destacar se encuentran los siguientes:

  • Tumba de Juan Pablo II: fue uno de los papas más queridos de la historia. Es por ello que el lugar donde está sepultado es lugar de peregrinación habitual, donde los feligreses se agolpan para rezar.
  • El Baldaquino: se trata de una de las mayores obras de Bernini, la cual fue realizada en el siglo XVII para indicar el lugar exacto donde yace San Pedro. Es de estilo barroco y sus dimensiones siguen la tónica del resto del templo. ¡Por lo que es enorme también!
  • Tesoro de San Pedro: es el museo histórico, artístico y religioso de la basílica, donde se exponen diversos objetos litúrgicos, candelabros, sarcófagos… entre los destacados se encuentra la Crux Vaticana. Es uno de los relicarios más antiguos que existen, datado del siglo VI, que fue donado al pueblo de Roma por el Emperador Giustino II. El coste de la entrada a esta parte de la basílica es de 5 euros, y personalmente no hemos entrado.

Sin duda, todos estos detalles nos confirman que es de los lugares más importantes que visitar en el Vaticano.

Que ver Vaticano
El Baldaquino: uno de los principales atractivos que ver en el Vaticano

Precios, horarios y tipos de entradas

Consejos previos para entrar en la Basílica di San Pietro

La Basílica de San Pedro es uno de los lugares que ver en el vaticano gratis, pero existen algunos detalles que debes saber para elegir la manera en la que vas a visitarla.

El templo es el principal atractivo que hay que ver en el Vaticano y por ello, las colas que se forman para acceder al templo suelen ser inmensas. No es extraño permanecer una media de una hora en la cola, donde no hay nada de sombra. Por ello, te recomendamos ir bien pronto por la mañana, para evitar las horas más calurosas del día y por supuesto, para encontrar menos gente. Además, te sugerimos llevar un sombrero o gorra, una botella de agua reutilizable y crema solar.

El código de vestimenta suele ser bastante estricto, no se permite acceder a personas que muestren los hombros, ni los muslos. De modo que si viajas durante el verano italiano, te recomendamos llevar un pareo o fular para cubrirte.

Previo al acceso, se realiza un pequeño control de seguridad. Debes saber que para entrar tampoco se permite llevar maletas o mochilas de grandes dimensiones. Nos consta que existe un servicio gratuito para guardarlo, al igual que en el caso de los carritos de bebés, aunque nunca lo hemos utilizado.

Horarios y precios

El horario normal de entrada es de 07:00 de la mañana a 18:30 de la tarde, pero ten en cuenta que puede variar, e incluso ser modificado por eventos o liturgias especiales. Si quieres verificarlo antes de tú visita, puedes consular la web oficial del Vaticano.

El acceso al interior de la basílica es gratuito, pero no te lo recomendamos, porque como te comentábamos anteriormente, no es casualidad que sea uno de los lugares más importantes que visitar en el Vaticano. De modo que para enterarte de toda su historia, lo mejor es realizar la visita con un guía especializado. Además, si te decantas por esta opción, ten en cuenta que existen entradas «salta colas», que te ahorrarán un tiempo muy preciado que puedes dedicar a realizar otras visitas imperdibles de Roma.

Si te interesa este tipo de entradas, aquí tienes varias opciones diferentes. Algunas incluyen otros lugares importantes que ver en el Vaticano, como los Museos Vaticanos por ejemplo, de los que te hablaremos más adelante.

Otra alternativa es comprar la audioguía, que fue lo que hicimos nosotros en nuestra última visita. Descargándote una aplicación en tu smartphone y pagando un importe de 5 euros, tendrás acceso a las explicaciones en tu teléfono. Hemos de admitir que no nos gustó mucho, ya que a pesar de la importancia de algunos de los datos históricos y artísticos, su exposición no es la mejor, y tiende a ser lenta y aburrida. No lo recomendamos en absoluto, creemos que lo mejor es contar con un guía dinámico.

La Piedad de Miguel Ángel

Continuamos con los imprescindibles que ver en el Vaticano con una obra maestra, la Piedad. Se encuentra ubicada en el interior de la Basílica de San Pedro, pero merece un puesto especial en este artículo. ¡No te la puedes perder por nada del mundo!

Prometemos que no somos ningunos expertos en la materia, pero lo cierto es que a primera vista se puede apreciar la grandiosidad de la obra. Fue realizada por Miguel Ángel entre los años 1497 y 1499 y se la considera como el primer trabajo grandioso del artista. Lo más sorprendente es que éste tenía poco más de 20 años en aquel momento.

En la obra se representa a la Virgen sosteniendo en sus brazos a un Jesús sin vida. La delicadeza de cada detalle, las expresiones de la cara e incluso los pliegues de sus vestimenta son realmente fabulosos. ¡Te deja completamente embobado!

La maravillosa escultura se encuentra nada más entran en la primera capilla que hay a la derecha. Actualmente está protegida por un vidrio especial a prueba de balas, que en ocasiones dificulta la visión de los detalles a causa de los reflejos. Desgraciadamente la escultura sufrió grandes daños en el año 1972, cuando fue martilleada en quince ocasiones. La figura de la virgen perdió la nariz y parte del brazo, por lo que se tuvieron que realizar importantes trabajos de restauración.

Cosas que ver en el Vaticano
La Piedad

¿Ya has reservado alojamiento? ¿No? En ese caso puedes echar un vistazo a nuestras indicaciones para saber donde dormir en Roma, o en alternativa, echar un ojo a las ofertas de hoteles en el Vaticano.

Cúpula de San Pedro

Y hablando de los trabajos maestros de Miguel Ángel, no debes dejar de subir a la cúpula de la basílica, y te vamos a dar dos motivos de peso: el primero es que se trata de uno de los techos de mampostería más grandes que se hayan construido jamás. Y el segundo es que desde ella se pueden apreciar las mejores vistas del Vaticano, y probablemente de todo Roma, con una panorámica a 360 grados. ¿Qué opinas? ¿Merece la pena incluirlo en tu lista de lugares que visitar en el Vaticano?

A pesar de que fue proyectada por Miguel Ángel, lo cierto es que el artista no llegó a verla completada, pues falleció antes de acabar su trabajo. De su finalización se ocupó Giacomo della Porta.

Por su grandiosidad, los romanos la llaman popularmente «cupolone«, haciendo referencia a su tamaño e imponencia.

El horario de acceso a la cúpula es de 07:30 a 17:00 horas y existen dos modalidades diferentes de acceso: a pie o en ascensor. La subida a pie comprende realizar los 551 escalones que posee caminando, por un importe de 8 euros. Sin embargo la opción en ascensor te permite subir la primera parte por este medio, hasta donde es posible. A partir de ahí hay que continuar caminando, en total hay que subir 320 escalones. El coste de esta opción es de 10 euros. Las entradas se obtienen directamente en la billetería de la basílica, que se encuentra junto a la puerta de la misma, tras pasar los controles de seguridad.

Que visitar en el Vaticano: cupolone
El cupolone

Recuerda que hay infinidad de guías especializados en la historia del lugar, que realizar tours guiados para ver el interior de la basílica que comprenden también la subida. Si deseas que te recomendemos alguno, te sugerimos esta opción, que incluye la subida a la cúpula en ascensor y los servicios de una persona especializada de habla española.

Ya sabes cuanto dinero cuesta subir, pero debes conocer también las condiciones del interior del acceso. Las escaleras son pequeñas y estrechas y el espacio en general es bastante reducido, por lo que no aconsejamos subir a personas que sufren en espacios reducidos o tiene claustrofobia. La altura de la cúpula es de aproximadamente 133 metros, por lo que si sufres de vértigo, ¡piénsalo dos veces también!

Si te animas a subir, todo el esfuerzo será inmediatamente recompensando con las maravillosas vistas, que difícilmente olvidarás. ¡Para nosotros es algo imprescindible que ver en el Vaticano en un día!

Cúpula de San Pietro
Vistas desde la cúpula

Plaza de San Pedro

Independientemente de cuantos días tengas para visitar Roma, debes saber que la Plaza de San Pedro es un sitio único. Su majestuosidad, belleza y ambiente la convierten en una parada imprescindible en tu ruta por los lugares que ver en en Vaticano.

Partiendo de la base de que es una de las plazas más celebres de Roma, debes saber que también es el punto de encuentro de fieles y peregrinos, que a diario se encuentran entre «sus brazos». Para que nos entendamos, la Piazza di San Pietro se compone por dos partes: una parte cuadrada, que limita con la fachada de la basílica y un inmenso circulo, con un gran obelisco en la parte central como protagonista. Todo ello está envuelto con dos filas de columnas que perfilan la plaza, dando la sensación de que fueran dos grandes y acogedores brazos.

Ahora hablemos de números. La plaza tiene 320 metros de longitud por 240 metros de ancho y los pórticos laterales poseen unas 284 columnas y 88 pilares, adornados con 96 estatuas de mármol. En cuanto a su capacidad, parece ser que puede albergar hasta un total de 300.000 personas. Con estos datos, ¿cómo no va a ser de los lugares más importantes que visitar en el Vaticano?

La plaza fue construida entre los años 1656 y 1667, y si imponencia se la debemos al gran Bernini, que una vez más, proyectó un lugar fuera de serie. Además de su evidente grandiosidad, la plaza tiene un sentido un tanto simbólico, puesto que tal y como decíamos anteriormente, es el lugar en el que los católicos se encuentran.

Por supuesto, siempre está llena de decenas (o incluso cientos) de personas que la admiran, fotografían y disfrutan, por lo que es complicado encontrar poca gente.

Por último, una mención especial al obelisco egipcio central y a las fuentes monumentales. Bonitas y monumentales como muchas otras fuentes de Roma, pero con una particularidad, ¡son idénticas! Fueron realizadas en épocas distintas y su posición no es la original, pero todo tiene su porqué, ¡en el artículo te contamos más sobre ellas!

Que ver en la Ciudad del Vaticano
Plaza de San Pedro

Otro sitio destacable que visitar en el Vaticano es la Via della Conciliazione, la imponente calle que da acceso al Vaticano desde el Castillo de Sant’Angelo. Es una de las calles de Roma más sugestivas, la cual es imprescindible recorrer al menos una vez en la vida.

¡Ahórrate dolores de cabeza con un buen seguro médico!
Aquí tienes una comparación en la que te mostramos cual es el mejor seguro para viajar a Italia!

Cambio de la guardia: algo inusual que ver en el Vaticano

Una de las cosas más curiosas que ver en el Vaticano es el cambio de la guardia suiza. El ritual es bastante sencillo, pero creemos que es una de las cosas que llaman la atención a cualquiera, ¿no?

Aunque si quieres saber alguna particularidad más sobre ellos, debes saber que existen condiciones muy estrictas para ser uno de ellos. Entre los cuales están la nacionalidad suiza obligatoria, ser católico practicante por supuesto, gozar de buena salud, buena reputación, estar soltero (al menos hasta el momento del juramento) y un largo etcétera.

Cambio de la guardia
Guardia Suiza Vaticana

Museos Vaticanos

Indudablemente, en tu recorrido por los atractivos del Vaticano no pueden faltar sus museos más famosos. No mentimos si te decimos que forman parte de los museos más importantes de Italia y del mundo, puesto que posee una inmensa cantidad de obras de artes, las cuales han sido acumuladas a lo largo de los siglos por los papas. Por si fuera poco, en su interior se encuentran algunas salas completamente cubiertas de frescos, realizadas por artistas de la talla de Miguel Ángel o Rafael.

Para que te hagas una idea de lo sumamente importante que es, considera que cada año lo visitan más de 7 millones de personas, procedentes de todo el mundo. Así que podríamos decir que los Museos Vaticanos son algo así como la Meca del arte.

Fueron fundados allá por el año 1506, por el Pontífice Julio II, aunque no fueron abiertos al público hasta el año 1771, a manos del Papa Clemente XIV. Y por suerte lo hicieron, porque poder disfrutar de tanto arte e historia en un solo lugar es un regalo. Ahora bien, también tiene su parte menos agradable, y es que cuando te encuentras en su interior, recorriendo salas y salas de riquezas y artículos de valor, siempre te viene al pensamiento la sensación de que con una cuarta parte de lo que allí se exhibe, se podría erradicar el hambre en el mundo. Suena fuerte, pero así es. A veces no todo es de color de rosa ¿no?

Un dato realmente curioso que ocurrió en 1938 fue cuando Hitler, fue invitado a Roma por el que entonces era rey, Vittorio Emanuele III y por Benito Mussolini. Por aquel entonces el cabeza de la iglesia era el Papa Pío XI, quien no quiso recibir al alemán. Así que para evitarlo, se fue de manera excepcional a la Villa de Castel Gandolfo. Por si fuera poco, también estableció que tanto la basílica, como el museo permaneciesen cerrados. Así que el general nazi no pudo acceder al territorio del Vaticano.

Entrar en los Museos Vaticanos
Interior de los Museos Vaticanos

Los Museos Vaticanos se encuentran en el «Cortile del Belvedere«, en un complejo que fue proyectado por Bramante, así que debes saber que incluso el lugar donde se encuentra es de vital importancia y belleza. Lo más curioso de todo es que aunque es de los lugares más importantes que visitar en el Vaticano, el acceso en sí se encuentra en territorito italiano, concretamente en viale Vaticano, 6.

Ahora bien, dicho complejo ocupa la friolera de 162.000 metros cuadrados de superficie. Con estos datos es imposible contarte con detalle todo lo que puedes encontrar en su interior, pero déjanos hacerte un pequeñísimo resumen con los puntos más notables de su interior:

  • Museo Gregoriano egipcio: 9 salas con hallazgos, monumentos y momias del antiguo egipcio, provenientes de Roma y Tivoli.
  • Pinacoteca Vaticana: 18 salas organizadas de manera cronológica en la que ver la riquísima colección de pinturas del Papa Pio XI. En ella hay más de 460 obras, entre las que se pueden ver pinturas de Leonardo da Vinci, Rafael, Giotto, Caravaggio o del Perugino.
  • Museo Pío Clementino: 12 salas con esculturas de época griega y romana de gran importancia.
  • Galería de los mapas cartográficos: 120 metros de sugestivo pasillo, que hace las delicias de los amantes de la geografía y la historia. En las paredes hay pinturas con 40 mapas de las diversas regiones de Italia.
  • Escalera Helicoidal: se trata de la famosa escalera a espiral, la cual es símbolo indiscutible de los museos.
  • Capilla Sixtina y Estancias de Rafael: los que para nosotros son dos lugares únicos que ver en el Vaticano, y de los que te hablamos más abajo.
Visitas imprescindibles en el Vaticano
Un lugar inolvidable que visitar en el Vaticano

Visitar los Museos Vaticanos

Con lo que te hemos contado, seguro que no quieres perderte los museos más importantes que ver en el Vaticano, ¿no?

Lo primero que debes saber es que generalmente, los museos abren al público todos los días excepto el domingo. Aunque esta regla también tiene una excepción, puesto que el último domingo del mes no solo no cierra, sino que además es el único día de acceso gratuito. ¡Sí, sí! ¡Cómo lo lees! Se trata del único momento del mes, por lo que aprovéchalo e inclúyelo en los sitios que ver en el Vaticano GRATIS.

En cuanto a los horarios, no hay una regla única, así que te lo ponemos fácil. Consulta aquí el calendario de apertura y horarios de los Museos Vaticanos.

Otra cosa importante que debes saber es el tiempo que se necesita para recorrer semejante inmensidad. Durante nuestra última visita, estuvimos unas 5 horas de reloj recorriendo cada una de las salas con un audioguía. El ir a tu aire no está mal, pero si no dispones de mucho tiempo y quieres conocer todo lo que hay que visitar en el Vaticano en un día, te aconsejamos esta visita guiada en español. Dura tres horas e irás acompañado de un experto, que te mostrará los lugares más importantes, contándote su historia y anécdotas. Además tiene otra ventaja, ¡te saltarás todas las colas!

En alternativa puedes reservar este tipo de entradas:

  • Tour privado y exclusivo: si prefieres tener un guía privado y exclusivo para ti, te recomendamos esta opción. Naturalmente es más cara, pero tendrás a una persona especializada para ti solo durante al menos 3 horas.
  • Tour con primer acceso: con esta opción puedes entrar media hora antes que el resto de personas, por lo que tendrás un valiosísimo tiempo para admirar las maravillas del museo prácticamente en soledad, ¡e incluso conocer la Capilla Sixtina sin las grandes y agobiantes aglomeraciones que se forman!
  • Entrada general sin colas: si lo que quieres es ir a tu aire y evitar perder tiempo en las colas de la entrada, ¡reserva este acceso salta-colas! Y si lo deseas, puedes incluir otras opciones para completar tu experiencia, como la audioguía por ejemplo.
Escalera Vaticana
La escalera de Bramante

Para llegar a los Museos Vaticanos, es posible que necesites saber como funciona el transporte. ¡Para ello tienes esta guía sobre como moverse por Roma que te va al dedillo!

Capilla Sixtina

Estamos ante el sitio más deseado que ver en el Vaticano, la fantástica Capilla Sixtina, una obra maestra de la pintura que recomendamos visitar al menos una vez en la vida.

La Capilla Sixtina se encuentra en el Palacio Apostólico, la residencia oficial de los pontífices desde hace años, exceptuando al Papa Francisco, que vive en la Residenza di Santa Marta. Forma parte también del recorrido de los Museos Vaticanos y se accede por la Sala Regia. Fue construida entre 1475 y 1481, por orden del Papa Sixto IV, del que proviene su nombre.

¿Y qué más vamos a contarte de la archiconocida Cappella Sistina? Aunque sea uno de los lugares más conocidos de la faz de la tierra, seguro que hay muchos datos curiosos que no sabes y de eso nos vamos a encargar nosotros.

En primer lugar, este lugar sagrado no «solo» es una de las mayores obras de arte del país, sino que es el sitio donde se realiza la «Conclave» y otras ceremonias papales. ¿Y esto qué quiere decir? Pues que es el lugar en el que los cardinales se reúnen para elegir al nuevo Papa.

En segundo lugar, hay que mencionar las impresionantes dimensiones que posee la sala, ¡es un mastodonte! Sus medidas exactas son 40,93 de largo y 13,41 de ancho. Y ahora viene lo más interesante, resulta que es exactamente del mismo tamaño que el Templo de Salomón de Jerusalén, según india el Antiguo Testamento. La altura concreta es de 20,70 metros.

Interior de la Capilla Sixtina
Uno de los frescos más importantes que ver en el Vaticano

En tercer y último lugar, hay que destacar el interior de la misma, la cual, como ya sabrás, está completamente cubierta de frescos. Las paredes y el techo de la impresionante bóveda están enriquecidos con maravillosas escenas bíblicas. Ahora bien, las pinturas son dignas de elogiar, pues están realizadas con una impresionante precisión y armonía.

Entre los grandes artistas que trabajaron en el interior de la capilla se encuentran Cosimo Rosselli, Pietro Perugino, Luca Signorelli y el protagonista indiscutible, el gran Miguel Ángel Buonarroti, quien es el autor de dos de los frescos más famosos del mundo: «La Creación de Adán « y el «Juicio Final».

Por último, y para no extendernos demasiado, debes saber que Miguel Ángel ocupó 10 años de su vida en la realización de los ya mencionados frescos. La Creación de Adán se encuentra en la parte central del techo, por lo que para llevar a cabo el trabajo tuvo que estar tumbado boca abajo a unos 20 metros de altura. ¡Nada más que añadir!

Ya entiendes porque la Capilla Sixtina es un imprescindible que hay que visitar en el Vaticano sí o sí ¿verdad? Para tener la mejor experiencia te recomendamos tomarte el tiempo suficiente para admirar cada detalle. ¡No verás nada igual jamás!

Ten en cuenta que en el interior no está permitido hacer fotos ni videos, y los guardias se empeñan mucho para que así sea. La verdad, nos parecía bien, hasta que hace poco algunos famosos italianos publicaron en sus redes fotos en el interior de la misma. Según ellos, al realizar una visita completamente privada está permitido tomar fotografías. Como podrás imaginar, aquí en Italia, el debate está servido, ya que parece que las altas esferas tienen normas diferentes, o más bien, ¡bolsillos!

La Capilla Sixtina
El Juicio Final

Las Estancias de Rafael

Otro lugar ubicado en el interior de los Museos Vaticanos, que merece muchísimo ser visitado es el gran trabajo de Rafael, lo que se conoce como las Estancias de Rafael.

Mucho menos conocidas y alabas en comparación con la Capilla Sixtina, aunque también son una indiscutible obra de arte. Concretamente son cuatro salas diferentes: Stanza di Costantino, Stanza di Eliodoro, Stanza della Segnatura y Stanza dell’incendio di Borgo. Tal y como indica su nombre, fueron pintadas por Rafael entre los años 1508 y 1520, hasta su muerte. En adelante, fueron sus alumnos los que se encargaron de finalizar el trabajo en el año 1524.

Las cuatro salas eran los apartamentos privados del Papa Julio II, siendo la Sala de la Signatura la más importante, su biblioteca privada. En el fresco principal se pueden ver las cuatro disciplinas principales del saber: la teología, la filosofía, la poesía y el derecho.

Tomate el tiempo necesario para disfrutar de semejante obra maestra y haz las fotografías que desees, ¡aquí si está permitido!

Imprescindible que visitar en el Vaticano
Una de las estancias de Rafael

La Necrópolis y las Grutas Vaticanas

Uno de los sitios más desconocidos que visitar en el Vaticano es la Necrópolis, la cual se encuentra bajo la Basílica de San Pedro.

Ya sabes que el lugar donde se erigió la basílica es el mismo en el que se sepultó al Apóstol San Pedro, pues bien, en la Necrópolis Vaticana no sólo se encuentran sus restos, sino también los de otros tantos papas. Concretamente, son 22 pontífices, ubicados en una iglesia subterránea en lo que se llama las Grutas Vaticanas.

Ahora bien, la cosa no queda ahí, ya que más abajo, en el subsuelo de las grutas se encuentra otro recinto funerario, donde conviven también tumbas paganas y cristinas, datadas de entre los siglos I y IV d.C.

Si deseas visitar este lugar tan interesante que ver en el Vaticano, organízalo con antelación, ya que es necesario reservar con antelación.

El coste de la entrada es de 13 euros por persona, en los que se incluye la visita guiada obligatoria.

Para reservar hay dos maneras: enviar una fax al numero +39 06 69873017 o pasar directamente por el Ufficio Scavi (a la izquierda de las columnas de la Plaza de San Pedro). En cualquiera de los casos hay que indicar:

  • Número de participantes y sus nombres
  • Preferencia del idioma de la visita
  • Días disponibles para realizar la visita
  • Un contacto para recibir una respuesta (email, fax o dirección postal).

Aunque es uno de los sitios más curiosos que ver en el Vaticano, personalmente no hemos tenido la oportunidad. Si tu has tenido más suerte, ¡cuéntanos tu experiencia en comentarios!

Por cierto, en su interior tampoco se permiten tomar fotografías.

Jardines Vaticanos

Es probable que cuando pienses en los sitios que hay que ver en el Vaticano, lo último que te venga a la mente sea un gran jardín repleto de árboles, plantas y estatuas, ¿no? Pues resulta que no solo existe uno, sino que además, sus dimensiones son tales, que ocupa alrededor de la mitad del Estado del Vaticano.

En el interior de este maravilloso espacio verde de unas 23 hectáreas se pueden encontrar jardines de tres tipos: italiano, inglés y francés. Entre los numerosos detalles a destacar y que bien merecen ser incluidos en tu lista de cosas que visitar en el Vaticano están las diversas esculturas, fuentes, monumentos, y edificios de incluso el siglo VI.

Tanta belleza se la debemos al Papa Nicolas III, quien en el año 1279 cambió su residencia al Vaticano, creando entonces su huerto y jardines. ¡Y desde entonces es lugar de reposo y meditación de los pontífices!

A pesar de las maravillas que esconden los jardines, se trata uno de los sitios menos conocidos que ver en el Vaticano, por lo que suele ser bastante tranquilo en comparación con otros monumentos. Además de esto, debes saber que solo se pueden conocer con una visita guiada. De modo, que lo mejor es contratar este tour por los Jardines Vaticanos, donde es posible ver lugares tan curiosos como la Casina Pio IV, la Fuente dell’Aquilone, la Gruta de Lourdes y muchos otros. ¡Además incluye la entrada a los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina! ¿Puede ser más completo?

Si necesitas un aliciente más para incluirlo entre los lugares de interés que ver en el Vaticano, ¡debes saber que desde los jardines se ven unas vistas estupendas de la cúpula de la Basílica de San Pedro!

Jardines Vaticanos
Panorámica de los jardines: un sitio que hay que ver en el Vaticano

Audiencia Papal: algo que hacer en el Vaticano

Una de las cosas que hacer en el Vaticano, que además es única en el mundo, es la posibilidad de realizar una audiencia papal con el mismísimo cabeza de la iglesia.

Vivir una experiencia de tal calibre en la Santa Sede es inolvidable, seas o no creyente. Si te apetece vivirla, estas son las mejores opciones para hacerlo:

Acudir a una audiencia papal

Por lo general, cada miércoles (exceptuando el mes de julio), el Pontífice acude a la Plaza de San Pedro y durante aproximadamente 2 horas y media dedica su tiempo a los cientos de peregrinos que acuden.

Si quieres asistir, reserva la audiencia papal aquí, con la que además se te incluye un guía de habla española. Gracias a la compañía de un experto, no tendrás que preocuparte de nada, ¡y resolverás cualquier duda, ya sea relacionada con el Papa, o con cualquiera de los lugares que hay que ver en el Vaticano.

Otra opción, que ya es la repanocha, es aprovechar la ocasión y además de ir a la audiencia papal, visitar los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina durante unas 3 horas y media. Pero aún no te hemos contado lo mejor, todo ello de la mano de un guía especializado, ¡y además saltarte todas las colas! ¿Te interesa? ¡Aquí tienes toda la información sobre esta oferta!

Asistir al Ángelus

Si te conformas con ver al pontífice apenas unos minutos, está opción es perfecta para ti. Normalmente, todos los domingos el Papa sale a la ventana del Palacio Apostólico, para dedicar una oración a los feligreses.

Si quieres disfrutar de los 15 minutos que dura, te recomendamos asistir con antelación, para coger un buen sitio y tener buenas vistas, ¡ya que hay muchas personas que quieren verlo!

El acontecimiento comienza a las 12:00. Al ser un acto público, es de libre acceso y completamente gratuito. De modo que no es necesario adquirir ninguna entrada.

Si además tienes la suerte de viajar a Roma en Semana Santa, no te pierdas los numerosos eventos y oportunidades que tienes para ver al Santo Padre. Aunque también es posible asistir a las celebraciones de Navidad, de las cuales te hablamos en este articulo.

Que hacer en el Vaticano
Audiencia Papal

Que ver cerca del Vaticano

Ya conoces los sitios imprescindibles que visitar en el Vaticano, pero, ¿y los alrededores? Si también te interesa descubrir que ver cerca del Vaticano, te dejamos este resumen:

  • Free tour por los alrededores: más que algo que ver cerca del Vaticano, es algo imprescindible que debes hacer. Es ideal como primer contacto, para descubrir el entorno y ubicarte. Otra de las cosas por las que merece la pena, es que conocerás datos históricos, y tu mismo decidirás qué precio poner al tour.
  • Castel Sant’Angelo: el precioso e imponente castillo con las mejores vistas a la basílica. ¡Y no sólo! ¡No te lo pierdas!
  • Visitar el Trastevere: con este precioso barrio no admitimos discusiones, el Trastevere es de los barrios más hermosos de la capital. Por ello y gracias a la cercanía que tiene respecto al Vaticano, debería ser un lugar obligado que ver en el Vaticano, bueno, mejor dicho, en sus alrededores. ¡Aquí se encuentran también algunos de los mejores restaurantes donde comer en Roma!

Consejos para visitar el Vaticano

Si quieres disfrutar al máximo de tu visita a la Ciudad del Vaticano, seguro que te serán de utilidad algunos consejos. Sin duda son todas aquellas cosas que nos habría gustado saber antes de nuestra primera visita.

  • Realiza tus reservas online y con antelación, para asegurarte disfrutar de los principales atractivos que hay que ver en el Vaticano.
  • Planifica con tiempo la visita, cuanto tiempo quieres dedicarle a cada lugar y que cosas son imprescindibles o no en base a tus gustos.
  • Si quieres ver con tus propios ojos al Papa, recuerda hacer coincidir tu visita con su audiencia o con su habitual discurso de los domingos. Por el contrario, si no es tu prioridad, evita estos momentos y te librarás de grandes multitudes.
  • Para ver la plaza o acceder a la basílica con poca gente, el único truco que existe es madrugar.
  • Si quieres ver todos los lugares que hay que ver en el Vaticano, necesitarás dos días. Por el contrario, para conocer los lugares más famosos, es suficiente con un día.
  • Recuerda que por lo general, no es posible acceder con hombros y rodillas descubiertos. ¡No te la juegues!
  • Si puedes, no renuncies a una visita guiada por los Museos Vaticanos y la Basílica de San Pedro, ¡tu experiencia será mil veces mejor!
Que ver cerca del Vaticano
Vistas al Vaticano

Mapa con los lugares que visitar en el Vaticano

Y tras hablarte de todos los atractivos que ver en el Vaticano, hemos preparado un mapa con todas las ubicaciones, ¡esperamos que te sirva de ayuda!

¿Cómo ahorrar en tu viaje?
🛏️ Encuentra las mejores ofertas en hoteles aquí.
🏛️ Reserva actividades en español con empresas serias y fiables aquí y aquí.
🩺 ¡Viaja siempre con seguro! Contrata tu seguro MONDO con un 5 % de descuento aquí.
🚘 Reserva tu coche de alquiler en Italia con este super comparador aquí.
🚖 Contrata tus traslados en coche desde el aeropuerto aquí.
📚 Descubre las mejores guías de viaje a Italia a través de nuestra lista.
📝 ¡Sigue leyendo sobre que ver en Italia aquí!

También te puede interesar…

Además de las cosas que ver en el Vaticano, nos gustaría dejarte algunos artículos relacionados que hemos escrito. ¡Verás que te servirán durante tu visita a la Ciudad Eterna!

Conclusión

¿Sabías que cada año visitan la Plaza y la Basílica de San Pedro más de 18 millones de peregrinos? Entre ellos hay tanto católicos practicantes, como no creyentes y todos tienen un pensamiento común, la riqueza artística acumulada por los papas durante siglos es inestimable. Y por ello, conocer las maravillas que hay que visitar en el Vaticano es una de esas cosas que cualquiera debería hacer al menos una vez en la vida. ¡Esperamos que disfrutes de la experiencia tanto como nosotros!

Deja un comentario