Qué ver en Palermo: Vive el Sur en tu piel

La capital siciliana dispone de un montón de lugares capaces de conquistar al turista más exigente. Palermo está bañado por el impresionante mar Tirreno, ¡qué mar señores! Además de esto, es una urbe con mucha historia, gracias a los diferentes pueblos que han pasado por la ciudad durante el paso de los siglos, dejando huella e impregnando y enriqueciendo la urbe. Gracias a ésto, ¡no te faltarán lugares de interés qué ver en Palermo! De hecho, no es casualidad que en el año 2015 el centro histórico ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Desgraciadamente, la metrópolis también ha sufrido muchos palos, ya que ha sido sacudida por varios terremotos, e incluso aún a día de hoy, padece a causa de las mafias. Pero tranquilo que en este artículo vamos a mostrarte que merece la pena visitar la ciudad de Palermo, y mucho. Y eso que no te vamos a hablar de su deliciosa comida, nos reservamos la información para el artículo de dónde comer en Palermo.

Catedral de Palermo: un imprescindible qué ver en Palermo

Si hay una iglesia histórica que visitar en cuanto llegues en la ciudad, esa es la catedral, que además de por ésto, destaca por su indudable belleza. Tanto así que pertenece al patrimonio de la humanidad de la Unesco desde el año 2015. Su historia se remonta al año 609 d.C. dónde los romanos crearon inicialmente una basílica cristiana. Pero las memorias de esta iglesia no acaban ahí, ya que posteriormente en el año 831 d.C. los árabes convirtieron el templo en una mezquita. Sucesivamente, los normandos, la transformaron de nuevo en una catedral cristiana, en el año 1072. Posteriormente gracias a las restauraciones que llevaron a cabo los españoles, hoy en día tiene el aspecto que podemos admirar.

Qué ver en Palermo: La catedral

Este impresionante templo es digno de dedicarle un rato, así que párate todo el tiempo que necesites. Enseguida llamarán tu atención las dos torretas de la fachada principal, precedidas por un impresionante pórtico del siglo XIV de estilo gótico catalán. Destacan también la cúpula de origen barroco y el ábside decorado en estilo árabe. Cómo ves, la mezcla de pueblos que conquistaron la ciudad, se refleja claramente en la construcción de la iglesia.

Pero sin duda, lo que más llama la atención de la catedral es su grandeza, la hermosa mezcla y contraste del edificio con las verdes palmeras que lo circundan y obviamente ¡lo bonita que es! No olvides recorrerla por completo antes de entrar.

El interior de la catedral consagrada a Nuestra Señora de la Asunción, es de estilo neoclásico. En la parte interna, destaca la capilla de Santa Rosalía, que alberga los restos de la santa patrona de la ciudad.

Entrar en la catedral es gratuito y puedes hacerlo de lunes a sábado de 07:00 a 19:00 horas. Los domingos en cambio, desde las 08:00 hasta la 13:00 y desde las 16:00 a las 19:00 horas.

Área monumental de la catedral

En el complejo de la catedral es posible visitar diferentes partes, que te explicamos a continuación:

  • Subterráneos y tumbas reales: En el interior de los profundos túneles de la catedral, se custodian los restos de varios reyes. En concreto Federico II, su padre Enrico VI, su madre Costanza D’Altavilla, su abuelo Ruggero II, el fundador del Reino de Sicilia y su mujer Costanza D’Aragona.
  • Tesoro de la catedral: Junto a importantes decoraciones litúrgicas, se custodia la Corona Imperial, la cual se halló en la tumba de Costanza D’Aragona.
  • Cripta monumental: En ella, yacen los arzobispos de Palermo.
  • Terraza: Situada en los techos de la misma. Goza de una preciosa vista, digna de visitar.

Para visitar éstas partes de la iglesia, debes adquirir un ticket de acceso. Tienes varias opciones y combinaciones pero si deseas ver todos los lugares mencionados, el coste es de 10 € por persona. Si embargo si solo quieres ver la terraza, el precio es de 5 €. Te dejamos a continuación la web oficial para que veas las demás opciones.

El horario de estas atracciones del interior de la iglesia es de lunes a sábado de 09:00 a 14:00 y los domingos de 09:00 a 13:00. Es posible entrar hasta media hora antes de la clausura.

Interior de la catedral de Palermo

Si no dispones de mucho tiempo, te recomendamos que realices un free tour. De hecho, es la mejor manera para descubrir tanto la historia de la ciudad como la de la catedral, de la mano de locales. Sea como sea no renuncies a la visita, ya es un imprescindible qué ver en Palermo.

Chiesa della Martorana o de Santa Maria dell’Ammiraglio

La concatedral de Santa María del Almirante es una impresionante iglesia que fue edificada en el año 1143 por orden del rey Ruggero II. Se la conoce como «la Martorana«, pero está consagrada a Santa Maria dell’Ammiraglio. La Martorana es un dulce típico de Sicilia, muy similar a nuestro mazapán. La leyenda cuenta que sus monjas lo crearon, de ahí, que comúnmente se le llame por este nombre.

Cuando entres en el interior de este sagrado templo, te garantizamos que te quedarás con la boca abierta, ya que los mosaicos bizantinos son realmente impactantes. De hecho, están considerados como los más antiguos de Sicilia. Vamos, lo que se traduce en un imprescindible qué ver en Palermo.

El exterior del edificio aún hoy conserva su estilo árabe-normando, aunque también posee toques barrocos. Gracias a ésto y a la joya bizantina que esconde en su interior, se agregó a la lista del patrimonio de la humanidad por la Unesco. Y como curiosidad, debes saber que sigue el calendario litúrgico ortodoxo.

Iglesia de la Martorana

Se puede visitar todos los días fuera de las celebraciones litúrgicas. El horario es de lunes a sábado de 09:45 a 13:00 y de 15:30 a 17:30. Los domingos abre desde las 09:00 hasta las 10:30 y de las 11:45 a la 13:00.

El coste de la entrada es de 2 € y merece muchísimo la pena, así que no te pierdas esta joya que ver en Palermo.

Palazzo dei Normanni: Lugar qué ver en Palermo

Al Palacio de Los Normandos se le conoce también como el Palacio Real de Palermo. Este edificio es tantas cosas, que te dejará impresionado. Es la residencia real más antigua de Europa, además de ser la sede de la Asamblea Regional Siciliana y por supuesto uno de los monumentos más visitado de la isla.

En él, se pueden apreciar también la mezcla de culturas y pueblos que han pasado por Sicilia. Se construyó para acoger a los emires árabes, enseguida fue tomado por los Normandos que lo agrandaron y sucesivamente pasó en manos de los españoles. En su interior se esconden varios tesoros, como los apartamentos reales, sus patios interiores y la Sala Ruggero. Aunque sin lugar a dudas, el diamante en bruto de este lugar es la capilla real.

Cappella Palatina: IMPRESCINDIBLE que debes ver en Palermo

La capilla Palatina es una auténtica joya que deja sin palabras a todo el que la visite. Es de esos lugares en los que no existe la opción de que te defraude. De hecho, si no nos crees, debes saber que Michi la visitó por primera vez con 16 años en una excursión del colegio. Pues bien, han pasado otros 16 años y aún se acuerda de ella y de cuánto le impresionó. Así que ya sabes que es un lugar obligatorio qué ver en Palermo.

Fue construida en el año 1130 por orden de Ruggero II de Sicilia con la intención de tener un lugar dónde realizar las misas reales. Lo más hermoso y alucinante se encuentra en el interior. La iglesia de estilo Árabe-Normando-Bizantino posee tres naves completamente cubiertas por impresionantes mosaicos bizantinos de oro. Lo más espectacular es que cada pequeña pieza de oro cubre tanto el techo como las paredes, por lo que crea una imagen realmente brillante, armoniosa y bonita. Obviamente también forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 2015.

Sin duda, esta maravillosa creación es la capilla bizantina más hermosa de Palermo. Muchos la consideran como la iglesia más hermosa de Sicilia e incluso de Italia. ¡No nos extraña! ¡Seguro que cuando la conozcas a ti tampoco😊!

Capilla Palatina; imprescindible qué ver en Palermo

Precios y horarios

Te recomendamos realizar un tour en español, para descubrir toda la historia que tanto el palacio como la capilla poseen. Te proponemos el que propone Civitatis, que además de tener muy buenas valoraciones, cuesta 15 € por adulto. Nos parece un buen compromiso para tener un guía en tu idioma. Pero recuerda que la entrada al complejo no está incluida.

El precio para acceder tanto al Palacio como a la capilla es de 12 € por persona. Si deseas visitar sólo la iglesia, el coste de la entrada es de 10 €. Los menores de 13 años acompañados por un adulto y los minusválidos con un acompañante entran gratis. Ambas entradas dan derecho a visitar la exposición del Salón Duque de Montalto, que se encuentra en el interior del palacio.

Al Palacio se accede desde la Piazza Indipendenza en horario de lunes a sábado de 08:15 a 17:40 horas. Los domingos el acceso se permite desde las 08:15 hasta la 13:00. Ten en cuenta que los domingos la capilla no se puede visitar desde las 09:30 hasta las 11:30 horas, a causa de celebración eucarística.

¡Ojo! La visita suele durar unas dos horas, así que recuerda llegar con el tiempo suficiente. La billeteria cierra unos 45 minutos antes que el palacio. Debes saber también que es probable que entre semana la segunda planta del palacio permanezca cerrada, a causa de actividades parlamentarias.

Chiesa del Gesù o Casa Professa

Se trata de la iglesia barroca más importante de Palermo, y por tanto un lugar que debes ver durante tu visita a la ciudad. En el momento que accedas a su interior, descubrirás el mayor festín de estilo barroco de la capital. Suntuosas molduras en yeso, frescos en cada rincón, ostentosos adornos en mármol… todo ello realizado por los mayores exponentes del arte y de la escultura de la Italia del 600′; Serpotta, Marabitti, Vitagliano, Pietro Novelli, Paolo Amato y Camilliani.

Gracias a la belleza del lugar, en el año 1892 fue declarada Monumento Nacional. Así que hazte un favor y no te la pierdas ¡Te prometemos que no te va a defraudar!

Qué ver en Palermo: Chiesa del Gesù
Fuente: Flickr – Autor: Claudio Nichele

I Quattro Canti

Uno de los lugares más representativos de la ciudad es Quattro Canti. Se trata de una plaza octogonal en la que se cruzan las dos calles principales de Palermo. La Via Vittorio Emanuele, en la cual se sitúa la catedral de Palermo y la Via Maqueda, que conduce al importante Teatro Massimo.

Pasear por esta especie de plaza se ha convertido en un must, no sólo por la vidilla que suele haber, sino también por la belleza de la misma. La plaza, denominada en realidad Piazza Vigliena, posee cuatro edificios barrocos con cuatro fachadas simétricas y muy parecidas, realizadas en el año 1600. En la base aparecen representadas las estaciones con una fuente, continuando en la primera planta, aparecen las estatuas de los reyes de Palermo; Carlo V, Filippo II, Filippo III y Filippo IV. Por último, en la planta superior se representan las cuatro santas patronas de Palermo; Agata, Ninfa, Oliva y Cristina.

I Quattro Canti

Teatro Massimo Vittorio Emanuele

El edificio teatral lírico más grande de Italia se encuentra en el centro histórico de Palermo. Fue inaugurado en el año 1897 y por si el título de más grande de Italia fuera poco, también es el tercer teatro de ópera más grande de Europa ¿Cómo te quedas? Obviamente, la grandeza también se ve reflejada en la calidad de las obras que ofrecen en su interior.

Además de los títulos que posee el lugar y las increíbles actuaciones que se pueden disfrutar, el teatro posee una peculiar y misteriosa leyenda. Resulta que para edificarlo, se destruyó la iglesia que allí tenía lugar, junto al anexo convento. Pues bien, se cuenta que la monja «La Monachella» (la prima de la madre Superior) se mueve aún hoy en día entre las salas del teatro. De hecho, existen personas que afirman haber visto su sombra. Si tienes la suerte de verla, no te olvides de contárnoslo ¿eh? 😁.

El interior del teatro, tampoco deja indiferente a nadie, gracias a sus finas decoraciones lacadas en oro. Además de esto, posee una acústica realmente perfecta ¿Qué más se puede pedir?

A día de hoy es posible disfrutar de una de sus estupendas obras, aunque los billetes son bastante costosos. Asimismo, el teatro organiza visitas guiadas, en las que además de ver el interior, si adquieres el billete de 20 € podrás admirar una panorámica de 360 grados de la ciudad. Os aseguramos que merece la pena ver la vista de Palermo desde ahí arriba. Debes saber que hay que reservar la visita de la terraza.

Si no tienes tiempo puedes adquirir el billete sin la terraza, que te da derecho a descubrir el resto de salas del teatro. El importe del mismo es de 8 €. Los horarios de visita son de 09:30 a 18:00.

Imprescindible qué ver en Palermo: El teatro Massimo

Le Catacombe dei Cappuccini

Se trata de uno de los lugares más macabros qué ver en Palermo. Aunque también es un lugar con mucha historia, creemos que no es apto para todos los públicos y clases de personas. Te adelantamos que si eres una persona muy sensible, quizás debes plantearte si te gustará visitar este lugar.

En las catacumbas existen unos 8000 cuerpos momificados, que han sido depositados poco a poco desde el siglo XVII hasta el final del XIX. Los cadáveres se hallan debajo del convento y de la iglesia dedicada a la Virgen de la Paz. Gracias a las condiciones climáticas del lugar y los métodos que utilizaban los frailes para deshidratar y embalsamar los cuerpos, a día de hoy aún se pueden ver los cuerpos en muy buenas condiciones.

Seguramente te estés preguntando el motivo por el cual los frailes iniciaron con esta práctica ¿verdad? Pues la razón principal fue para dar a los parientes de los fallecidos la posibilidad de continuar a verlos, como si aún estuvieran vivos. Originariamente solamente los monjes podían ser sepultados en el interior de las Catacumbas del Monasterio de los Capuchinos. Sin embargo, con el tiempo, muchos nobles sicilianos querían reposar en este tenebroso lugar. Obviamente, a cambio de grandes donaciones que permitieron continuar con la curiosa práctica.

Éste hábito ha finalizado a inicios del 1900, con la excepción de Rosalia Lombardo, una niña de dos años que falleció a causa de una pulmonía. Desde 1920 y hasta hoy en día, aún se encuentra en las catacumbas. Se la conoce mundialmente como «la momia más bella del mundo» o «la bella durmiente de Palermo», ya que sus cabellos y su rostro se conservan tan bien, que da la sensación que esté durmiendo.

Organiza la visita; precios y horarios

Si decides visitar este lugar durante tu viaje, seguro que te sorprenderá lo bien conservados que se encuentran los cadáveres. Las catacumbas actualmente están divididas por secciones: monjes, hombres, mujeres, niños… Una visita completamente fuera de lo común, ya que además la mayor parte se hallan expuestas en las paredes.

Las catacumbas abren todos los días del año en horario de 09:00 a 13:00 y de 15:00 a 18:00. Los domingos desde finales de octubre hasta el fin de marzo, por la tarde permanece cerrado. El coste de la entrada es de 3 € y como os hemos dicho, es una visita sinigual.

Es importante que sepas que por respeto, en el interior está prohibido realizar fotografías. Aunque no es necesario decirlo, claramente no os aconsejamos realizar la visita con niños pequeños.

San Giovanni degli Eremiti

A pocos pasos del Palacio Normando, se encuentra la iglesia y el claustro de San Giovanni degli Eremiti. La particularidad de ésta son sus cúpulas de color rojo intenso, que no pasan desapercibidas fácilmente. Esta iglesia, fue convertida en mezquita en el siglo VI, así que al igual que otros monumentos de la ciudad, ¡historia no le falta!

En el interior destaca el fresco bizantino con la virgen, los jardínes y el precioso claustro. Es el lugar ideal para descansar de la vida de la ciudad por unos minutos. El coste de acceso es de 6 € y bajo nuestro punto de vista, es un poco elevado para lo que se visita. Así que si debes prescindir de algún lugar, este podría ser uno de ellos.

Mercados qué ver en Palermo

Si deseas conocer la parte más auténtica y antigua del pueblo siciliano, no puede faltar en tu visita alguno de sus mercados. Creemos que se trata de un ejercicio indispensable para profundizar en la vida cotidiana de esta tierra y de su gente. Los mercados más famosos grandes y antiguos son: Ballarò, La Vucciria, Il Capo y Borgo Vecchio.

Mercado de Ballaro
Mercato di Ballarò – Fuente: Flickr – Autor: Stijn Nieuwendijk

En caso de que dispongas de muy poco tiempo, te aconsejamos elegir el mercado de Ballarò, el más importante qué ver en Palermo en 1 día. Si tienes la suerte de disponer de más de un día para vivir esta ciudad, te recomendamos que pases a conocer los cuatro, ya que todos tienen su propio encanto.

Ballarò y La Vucciria: Los imprescindibles

El Mercado de Ballarò es uno de los más grandes, pero también el más antiguo de la ciudad. Se caracteriza por su mezcla de colores y sabores, que enseguida llamarán tu atención. Se extiende desde Piazza Casa Professa hasta Corso Tukory en dirección a Porta Sant’Agata. En él encontrarás los mejores productos de Sicilia, frutas, verduras, embutidos, quesos e incluso carne y pescado. Además, todos los productos poseen precios imbatibles. A parte de la sección gastronómica, hay una parte con productos del hogar, electrónicos y ¡mucho más! Naturalmente, es el modo perfecto de descubrir la esencia de la ciudad, entre gritos de «bueno, bonito y barato» pero en italiano. Está abierto tanto durante las mañanas como por las tardes.

El mercado La Vucciria es el segundo más importante de Palermo. Una hermosa mezcla de caos, confusión, voces y olores. Es común encontrar street food de calidad, carne, pescado, dulces, souvenirs, productos antiguos… ¡lo que se te ocurra! Te aconsejamos pasar a la hora de comer, y parar en alguno de los puestos para deleitar tu paladar. Otro de esos mercados que parece que se haya quedado anclado en el pasado.

Il Capo y Borgo Vecchio

Atravesando las calles que cruzan via Carini y Beati Paoli y S. Agostino y la via Cappuccinelle nos encontramos con el mercado de Il Capo. Un lugar tan antiguo que se remonta a la época musulmana. Aunque es pequeño, es uno de los favoritos de los turistas que hoy en día lo visitan. ¡No te cortes y llevate algún souvenir gastronómico!

Por último, el de Borgo Vecchio que se halla entre Piazza Sturzo y Piazza Ucciardone. La particularidad de éste es que permanece abierto hasta tarde, por lo que con el tiempo ha pasado a ser el punto de encuentro de los jóvenes. De este modo ha pasado a formar parte de la fiesta y la noche de miles de palermitanos.

 De día como de noche los mercados de Palermo son una explosión de vida y color así que esperamos que lo añadas en la lista de lugares que ver. Estos cuatro mercados son los lugares perfectos para revivir la Palermo antigua.

Ponte dell’Ammiraglio

Se construyó sobre el año 1132, con una arquitectura de estilo civil. Posee una gran historia, dado que en el año 1860, Garibaldi se enfrentó justo en este lugar, contra las tropas borbónicas que defendían el ingreso Sur de la ciudad. Hoy en día, a simple vista no es más que un puente bien conservado, pero claro, sabiendo su historia la cosa cambia ¿no crees?

De todas maneras, te recomendamos pasar a verlo sólo en caso de que te sobre tiempo o si pasas por allí. En caso contrario, es mejor que aproveches para ver otros lugares de Palermo.

Kalsa: un barrio qué ver en Palermo

El antiguo barrio intelectual de Kalsa, está viviendo una gran transformación. Tras ser bombardeado en la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en un barrio ruinoso y decadente. Hoy en día, sin embargo, muchos de los palacios y edificios señoriales se han reconstruido y han pasado a ser lugares con encanto como hoteles, espacios culturales, etc.

Barrio Kalsa en Palermo

Creemos que es una de las visitas más fascinantes de la ciudad. El barrio se fundó en el siglo X, durante la dominación árabe y aún posee un encanto especial. Si dispones de tiempo suficiente, te recomendamos perderte por sus calles. Si lo deseas, te dejamos un pequeño itinerario para que pasees por sus calles sin dejar de sorprenderte ni un momento:

  • Fontana del Garraffo
  • Palazzo Lungarini
  • Palazzo Cattolica
  • Statua del Genio di Palermo
  • Palazzo Ajutamicristo
  • Chiesa della SS. Trinità o della Magione
  • Chiesa di Santa Teresa alla Kalsa
Piazza Kalsa

Continuando con la ruta por este fascinante barrio, queremos pararnos para darte algunas nociones de los siguientes lugares, que sin duda son los más hermosos que ver en Palermo en el barrio de Kelsa.

  • Palazzo Butera: No es el palacio más conocido de la ciudad pero si es un imprescindible qué ver en Palermo. Existen tres tipos de entrada, pero os recomendamos coger el billete entero. Por 7,50 € podrás apreciar todas las zonas del palacio, incluidos los techos. Te aseguramos que este edificio te sorprenderá sala por sala, y eso que aún a día de hoy está en proceso de restauración.
  • Palazzo Mirto: La visita dura aproximadamente una hora y media y durante el recorrido, descubrirás la residencia de los Filangeri, la familia normanda más importante de la época. El palacio es del siglo XIII y posee un interior digno de una visita. Destaca la decoración antigua, con lámparas de Murano, porcelanas, lacados… ¡y mucho más! El precio de la entrada es de 4 €.
  • Palazzo Valguarnera Gangi: ¡Un imprescindible que ver en Palermo! Este palacio es de esos lugares que descubres tarde y te maldices por no haberlo descubierto antes. Sus interiores son únicos, con objetos decorativos cuidados, telas… todo perfectamente conservado. Es de estilo barroco y sus frescos, paredes y suntuosas lámparas te dejarán boquiabierto. El coste de la entrada es cara, pero en compensación la anfitriona te ofrece un rico aperitivo.
  • Palazzo Chiaramonte Steri: Se cree que ha sido sede de la Inquisición por nada más y nada menos que unos 150 años. Puedes descubrir las celdas, cubiertas con grafitis, realizados con la sangre y la orina de los prisioneros. También puedes aprender más sobre las torturas que se les realizaba… ¡y mucho más! Un lugar cuanto menos curioso e histórico.
  • Oratorio di San Lorenzo: Este precioso oratorio posee un interior decorado de estilo barroco que no te dejará indiferente. Es rico en decoraciones con formas en masilla blanca, además de estatuas de mármol. No puede faltar en tu visita a Palermo.
  • Oratorio dell’Immacolatella: Otro oratorio que merece la pena ver, pero solo en caso de que dispongas de tiempo suficiente.
  • Museo di maioliche Stanze al Genio: Este peculiar museo recoge las colecciones más grande de Europa de cerámica mayólica antigua, tanto napolitana como siciliana. La galería cuenta con más de 2300 ejemplares de muestra, desde finales del siglo XVI.
  • Chiesa di Santa Maria della Pietà: Se situa en via Torremuzza, se trata de otra de las muchas y hermosas iglesias barrocas de Palermo. Sus maravillosos frescos, sus retablos, sus paredes y techos… son realmente dignos de admirar. Incluye esta joya en tu visita a Palermo si tienes tiempo, ¡No te arrepentirás!
  • Chiesa di Sant’Anna la Misericordia: Pues si, ¡otra iglesia barroca más! Pero que te vamos a contar, entre la belleza de su fachada y su interior, no podíamos no incluirla. Dentro, destaca principalmente el techo y su gran órgano. Fuera, por el contrario la fachada decorada con numerosas columnas… ¡Te encantará! El horario de visita es de 08:00 a 10:00 y de 16:00 a 19:00.
  • Santa Maria dello Spasimo: Se trata de una iglesia realmente particular, ya que literalmente no tiene techos. Actualmente se utiliza para realizar eventos e incluso conciertos.
  • Villa Giulia: Se trata de un hermoso jardín, muy bien cuidado, en el que disfrutar de la naturaleza y descansar del bullicio de la urbe. En su interior, encontrarás pintorescas cúpulas de estilo árabe y varias esculturas repartidas por todo el parque. Por último, posee también un estanque con patos y tortugas ¡un plan ideal si viajas a Palermo con niños!
  • Giardino Garibaldi: Este bonito jardín posee el Ficus de la Unificación Italiana. El árbol, posee más de 150 años, ya que se plantó en conmemoración de la victoria y unión del país. Cómo ves, el parque posee el nombre del militar italiano que fue quien llevó a cabo la unión de Italia.
  • Orto Botanico: Un amplio jardín botánico en el que disfrutar de la naturaleza, pasear y admirar las numerosas especies de plantas. El coste de la entrada es de 6 €.

Piazza Pretoria, Piazza Bellini y Fontana Pretoria

A la Piazza Pretoria se le llama también «Plaza de la vergüenza» dado que presenta varias estatuas completamente desnudas. Se encuentra limítrofe con el precioso barrio de Kalsa y en el centro posee una linda fuente renacentista, la Fontana Pretoria, realizada en el año 1554. Tanto es hermosa, que está considerada entre las más bonitas de Italia. En la plaza, se sitúa también el Palazzo Pretorio, que es la sede del ayuntamiento.

La Piazza Bellini, próxima a la via Maqueda y a la Piazza Pretoria, es una de las más bonitas de Palermo y por supuesto una visita obligada. En sus alrededores podrás apreciar iglesias como La Martorana y San Cataldo. De la primera ya te hemos hablado al inicio de este artículo. Y la segunda, también perteneciente al Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 2015, te recomendamos pasar a echarle un vistazo. Más que por su belleza por su particularidad, pero sólo en caso de que te sobre tiempo, ¡Sabemos que Palermo posee muchos lugares que ver! Continuando, notarás también la iglesia barroca de Santa Caterina (de la cual te hablamos a continuación) y el Teatro Bellini.

La fontana Pretoria, imprescindible qué ver en Palermo

Otras iglesias barrocas qué ver en Palermo

Si como a nosotros te gustan las iglesias barrocas, llenas de colores, con detalles y ostentosas decoraciones, no podíamos no mencionarte las siguientes:

  • Chiesa di Santa Caterina d’Alessandria: Se encuentra en la piazza Bellini, y además de la iglesia, se puede visitar el complejo del monasterio del siglo 1300, que hoy en día ya no está habitado por las monjas. Lo que te sorprenderá inmensamente es su interior, con estatuas en las paredes, suntuosas decoraciones en mármol con diversas formas y impresionantes frescos que se funden formando una preciosa armonía que te dejará sin aliento. Haznos caso y dedicale tiempo a ver esta joya de Palermo. Puedes ver sólo la iglesia o también, como te decíamos, el monasterio e incluso los techos. Te recomendamos escoger la opción completa que cuesta 10 €. Si deseas ver las demás combinaciones de entradas y precios, puedes hacerlo aquí. Ten en cuenta que necesitarás 1 hora y media mínimo para realizar el recorrido. El horario de acceso a todo el complejo es de 10:00 a 18:00 horas.
  • Chiesa di San Matteo al Cassaro di Palermo: Se encuentra en la Via Vittorio Emanuele, la más antigua de la urbe. Se construyó en el 1647 y gracias a las donaciones de las familias nobles, se enriqueció con numerosas obras de arte. Se trata de uno de los ejemplos más bellos de arte barroco de Palermo, y eso que el listón está altísimo. La preciosa fachada destaca por sus estatuas y decoraciones, pero la verdadera sorpresa está en su interior. Miles de estatuas, frescos y ostentosas decoraciones es lo que encontrarás. ¡Una auténtica joya que ver en Palermo!
Iglesia qué ver en Palermo

Árbol en Memoria de Giovanni Falcone

Giovanni Falcone era un juez que defendía a sol y sombra la justicia, y luchaba contra la mafia siciliana. El 23 de mayo de 1992 a las 17.58, el coche en el que viajaba el magistrado explotó, saltando por los aires en la autopista A 29. Además de Giovanni Falcone, su mujer y sus tres escoltas perdieron la vida. Cosa Nostra, la mafia siciliana acabó con sus vidas.

En recuerdo del juez y su lucha, se plantó un árbol en Via Emanuele Notarbartolo, 17, bajo el edificio donde habitaba. Hoy en día es un símbolo de Palermo, lleno de mensajes de cariño y agradecimiento. Un lugar emocionante en el que se reflejan las ideas comunes de buena parte de la población y donde se rinde tributo a este grande hombre.

La Zisa

La Zisa, palacio qué ver en Palermo

El significado de «la Zisa» en árabe es «la espléndida». Aquí es donde se alberga el museo de arte islámica. El palacio es de estilo árabe-normando, se edificó en el año 1165 como residencia real de verano. Lo más hermoso son sus jardines, un enorme parque en el que pasear y gozar de la naturaleza. En su interior, aún se conserva la arquitectura árabe en sus salas. De él destacan las columnas y los frescos de la planta baja.

Se encuentra algo lejos del centro histórico, por lo que te recomendamos su visita si dispones de más de dos días en la capital siciliana. Para llegar hasta él, puedes tomar el autobús número 124, 108 o 106, desde la piazza Castelnuovo.

El palacio abre de lunes a sábado de 09:00 a 18:30 y los domingos de 09:00 a 13:30. El coste de la entrada es de 6 €, pero creemos que no merece la pena por el precio que tiene. Aunque es cierto que visitarlo por fuera para ver los jardines si que la merece, ¡y es gratis!

Museo Archeologico Regionale Antonio Salinas

Se trata de uno de los museos más importantes de Palermo y toda Sicilia. Si te gustan esta clase de galerías ¡deber visitarlo! En su interior recoge una amplia colección y muestra de la historia de Sicilia, desde la prehistoria hasta la época medieval. Verás pruebas de cuando los Fenicios controlaban Palermo, pero también muestras de otros pueblos, como el egipcio entre otros.

El museo abre sus puertas de martes a sábado de 09:30 a 18:30 y los domingos de 09:30 a 13:30. Los lunes permanece cerrado. El coste de la entrada es de 4 € y como te comentamos, es el lugar ideal para descubrir de primera mano la historia de Palermo y de Sicilia. Pero si esta clase de museos te aburren, ¡no gastes el dinero!

Spiaggia di Mondello

Que ver: Mondello, la playa de Palermo
Fuente: Flickr – Autor: James Leocadi

Después de tanta visita cultural, entre museos, palacios, iglesias… ¿Nos vamos a la playa? Sicilia goza de uno de los mares más hermosos de Italia y del mundo, así que si estás en la capital, aunque sea por unos pocos días, sería un pecado no pasar al menos medio día disfrutándolo ¿no crees?

A Mondello, se le conoce como la playa de Palermo y tenemos que decirte que nada más lejos de la realidad. En verdad, se encuentra a unos 30 minutos en coche. ¡Vaya engaño! ¿no? Pero lo cierto es que con su finísima arena y la combinación de colores turquesas de su mar, te importara un comino la distancia y el tiempo para alcanzarla.

Para llegar a Mondello desde Palermo en autobús puedes hacerlo con el autobús número 806, que se coge en piazza Crispi. Los horarios van desde las 05:45 de la madrugada hasta las 21:05 para ir. Para volver en cambio inician a las 06:15 y finalizan a las 21:45. Puedes ver todos los horarios durante el día en la web oficial de AMAT. Entrando en el link, simplemente debes seleccionar la línea 806 en el desplegable y tendrás toda la información que necesitas.

Por último, ten en cuenta que esta maravillosa playa estará llena hasta la bandera en el periodo de verano. Pero creemos que si te gusta la playa como a nosotros es una visita imprescindible, así que ¡no te lo pienses!

Conclusión

En este artículo, hemos tratado de mostrarte lo mejor de Palermo, ¡y no es poco! ¿verdad? Esperemos que hayas llegado aquí porque pronto emprenderás un viaje a esta hermosa ciudad. También deseamos que gracias a nuestro post, ¡no te pierdas ni un sólo lugar qué ver en Palermo! Si te ha gustado, ¡suscribete al blog para no perderte ni una sola novedad!

Si te ha gustado este artículo ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies